Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

No más humo de cigarrillo!! mayo 30, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 10:58 pm

Según informan en Internet tanto la Organización Mundial de la Salud como la Organización Panamericana de la Salud,  el tabaquismo es la principal causa prevenible de mortalidad en el mundo. De hecho, este año más de 5 millones de personas morirán por ataque cardíaco, accidentes cerebrovasculares, cáncer, dolencias pulmonares u otras enfermedades relacionadas al hábito de fumar y, en dicha cifra, no se incluyen las más de 600 mil personas -más de una cuarta parte de ellas niños y niñas- que morirán por haber estado expuestas al humo de segunda mano o, lo que es lo mismo, por ser fumadores pasivos… De no ponerse un coto a esta situación pronto, el número de muertes que se cobra cada año la epidemia global de tabaquismo podría alcanzar los 8 millones en el 2030.

 

Página 9 mayo 29, 2011

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 1:01 am

“Nada hay difícil para los enamorados” Cicerón

 

Paz mayo 26, 2011

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 11:21 am

“Quizá todo lo terrible no sea en realidad nada sino algo indefenso y desvalido, que nos pide euxilio y amparo”

 

Recuerdo aquel día mayo 23, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 7:52 pm

Sigo de pie a pesar de aquella tempestad. Conocí la fuerza de los rayos más deslumbrantes y ensordecedores. Vi caer a mi paso incluso el largo de mi pelo y volvió a crecer. Viví el torrencial más implacable y comencé a mudar la piel, porque con aquella piel era imposible resistir. Algo, mucho más que mis zapatos se quedó en el lodo y delcanza conocí diversidad de texturas más ciertas y menos ideales. El tránsito ha sido bastante complicado, pero aún así se lo deseo a todo el que dice haber vivido o cree vivir. De una mañana a la otra fui conociendo armas de esas legendarias que otros más sabios han puesto a la disposición de los mortales que se arriman a la vida. Quien iba a pensar que sería más tarde que temprano cuando aparecería, hojeando un libro, una mañana del reciente enero, cuando comprendería el significado del perdón. Me he dado cuenta que no es cuando yo quiera, sino cuando lo haya buscado insistentemente, claro que me pudieron facilitar un poco más la vida los angelitos que me cuidan a diario, no hubiese sido mala idea, porque esto de conocer dragones y ejércitos de sordos, ciegos y mudos, no ha estado fácil, pero algo he aprendido. Ahora entiendo que la vida no es para descubrirla sino para crearla y ha sido arduamente doloroso e interesante alcanzar este conocimiento. Los recuerdos se pasean por diversidad de emociones, instantes, colores y momentos congelados y descongelados. La vida solo nos enfrenta a aquello para lo que estamos preparados, aunque no lo creamos cierto y tengamos que aprender hasta a respirar, cuando el aire se siente tan denso y asqueroso que provoca pertenecer a otra especie. Pero no, el querer es tan bondadoso que se revierte y la sinceridad se replica de una manera insospechada y auténtica… y un buen día, te alcanza y te compensa. Por supuesto que recuerdo aquel día y hoy ha sido otro, o mejor dicho, aquel día no era la que ahora escribe.

 

Hoy, a tiempo! mayo 22, 2011

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 2:53 pm

“Si hemos sido puestos en medio de la VIDA es por ser éste, el elemento que mejor correspondemos, al que somos más adecuados”

 

Citas de un libro: Delirio

Filed under: Citas de libros,Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 1:30 am

De Laura Restrepo

* “Esa manera de no peinarse quiere decir que no desea que la importunen con nada relativo a la realidad”

* “Y en ese momentola doble hoja de la puerta metálica se cerró entre ellos dos con la brusquedad de un destino que se quiebra”.

* “Mi mujer es capaz de vivir en una casa de pobres como la mía, donde sólo comemos costillas porque para lomo no nos alcanza, y al mismo tiempo considerar imprescindibles objetos tan rebuscados como las tales barritas de naranjo”.

* “Y es que ciertos momentos excepcionales, a veces en medio de las peores crisis, la normalidad parece apiadarse de nosotros y nos hace breves visitas”

* “Hasta la rareza tiene su monotonía”

* “Olvidada de comer, de escuchar, de mirar, es como si contuviera dentro de sí misma la totalidad de su horizonte de sucesos”

* “Digamos que me fascina la textura que adquieres en el recuerdo, lisa y resbaladiza y sin responsabilidades ni remordimientos, algo así como acariciarte el pelo, la pura sabrosura de acariciarte el pelo siempre y cuando eso pudiera hacerse sin consecuencias, mala pasada nos jugó Dios con eso de que una cosa lleva a la otra hasta que se forma la endiablada cadena que no para, te juro que el infierno debe ser un lugar donde te encierran con tus consecuencias y te obligan a lidiar con ellas”.

* “Esta noche estoy contento aunque no sepa cuánto tiempo va a durar esta alegría”.

* “Profesor Aguilar, si pese a todo me quiere todavía, póngase mañana una corbata roja. (…) Se puso una camisa blanca y rebuscó entre los cajones hasta que encontró una vieja corbata roja que estaba seguro de tener en algún lado, Me veía rarísimo, dice Aguilar, jamás he usado corbata y no tengo un saco apropiado, en todo casoahí estaba yo con mi corbata roja y hasta me eché por primera vez un poco de esa agua de colonia que ella siempre me regala, Cuando Agular bajó, Agustina pasó varias veces frente a él sin decirle nada, ni buenos días siquiera, Simulaba no verme, dice Agular, sus ojos eludían mi corbata roja como si se hubiera arrepentido de escribir esa nota, o más bien como si tuviera temor de constatar si me la había puesto o no, o como si se estuviera haciendo la loca (…) Así que me serví un café y me senté a desayunar, a hojear el periódico y a observar a mi mujer que pasaba una y otra vez frente a mí como mirando hacia otro lado, como haciéndose la desentendida y al mismo tiempo nerviosa, queriendo y no queriendo chequear con el rabillo del ojo si me había puesto la tal corbata, hasta que me planté frente a ella, la tomé por los hombros, la hice mirarme a los ojos y le pregunté, Señorita Londoño, ¿le parece suficientemente roja esta corbata?”

* “Todos los secretos están guardados en un mismo cajón, el cajón de los secretos, y si desvelas uno, corres el riesgo de que pase lo mismo con los demás”.

 

Mis voces mayo 13, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:14 am

Escucho ambas voces. Amanece y las voces colectivas me guían a un lugar que conozco y trato todos los días de componer y variar, para no perderme de vista. Todo lo más colectivo y acostumbrado a los deberes se asoma a la ventana con un rayo de sol que me despierta a trancazos y me advierte: mira el reloj, se hace tarde. Amanece y los pájaros se asoman a mi jardincito, escucho sus alas con la cabeza todavía en la almohada y advierto que otros se sumaron a la aventura de la vida, antes que yo…pero en algún vértice nos conseguiremos. Amanece y escucho ambas voces. Lo mismo a media mañana, media tarde o cuando llega la noche. A veces me aturden, debo ser sincera, a veces parece que lo espeso de los días y sus minutos no alcanzaran a diluirse nunca, justo cuando empieza a faltar el aire. Justo cuando parece que todo se va poniendo gris. Escucho con dedicación lo que me refieren ambas voces. Les doy su tiempo, las espero para dialogar y al instante siguiente retomo el sendero de la vida que construyo. Qué bueno haber descubierto, así haya sido a esta edad, que la vida está para crearla y no para descubrirla. Hoy me veo en el espejo, la voz colectiva anuncia a una chica con diversidad de roles que como cursante de un nivel avanzado en clases de malabarismo intenta nivelar y acompasar su existencia. La voz colectiva lleva a peinarme, asearme, acicalarme, verme bien. La voz interior hace notar en la sonrisa, lo inesperado que trasciende, la música celestial que acompaña el ascenso de los días, porque todos son diferentes y entonces, en el momento más aplastante surge del pozo de los sueños un motivo para realzar el vuelo. Sólo con la práctica de aquella norma de cortesía de Manual de Carreño: “escuchar antes de hablar” he llegado hasta aquí. Lo más complicado del asunto ha sido esto de ponerme atención, porque hablo y digo hasta en sueños. Hasta en sueños revelo parte de la ruta que también recorro cuando llega un viernes y decidido: estoy poseída por el alma de Amelie y también debo cumplir con los deberes, lo proyectado, lo que esperan de mí. Entre voces sorteo las acciones, el ánimo parece inflarse y desinflarse aunque no con la sincronía de mi frecuencia cardiaca. Seguiré escuchando mis voces… qué bueno saber que hay más de una.