Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Ya tiene 8 meses =) marzo 15, 2015

Filed under: Una mamá al natural — susurrosdevida @ 2:26 am
Mamá y bebé cargado
VISITA: https://unamamaalnatural.wordpress.com/
Ya voltea cuando lo llamamos por su nombre completo. Ya se sienta solo y hace intentos de gateo hacia atrás, estamos practicando el gateo hacia adelante ya que tiene una alfombra de foami en el apartamento donde tiene todos sus juguetes también, aunque prefiere el piso que es de madera… decidimos poner el colchón directo al suelo sobre un plástico para aligerar el proceso de bajada y subida que vendrá en poco tiempo, para que la casa sea su casa y no haya obstáculos y así estar todos más tranquilos. Por lo pronto igual ponemos mucha atención cuando intenta bajarse de la cama solo, que es a cada rato que puede.
Comenzamos con las cenas, e inauguramos el ciclo de las cenas con bollitos de harina PAN con avena y leche materna, bien trituradito, la idea es estimularlo a que haga el ejercicio de masticar aunque tiene dos dientes nada más por los momentos.
Entonces la rutina es así, en la mañana se despierta y nos despierta, y juega y le cambiamos el pañal lleno de pipí y allí se queda jugando como media hora y luego toma tetica o jugo dependiendo del humor y la cantidad de sueño que tenga, y hace una siesta… luego al despertarse se incorpora, lo sentamos en la cama porque aún no se levanta solito, pero lo hará pronto… y entonces observa todo, juega un ratico y toma jugo de frutas… ya ha tomado de la mayoría de las frutas, y le gusta la variedad, eso lo notamos porque este mes ha estado más selectivo entonces arruga la cara, o quita la cabeza, cierra la boca o algo hace cuando no le provoca un sabor en ese momento, entonces he optado por tener varios jugos de frutas listos y también hago mezclas… lo más exótico que ha probado y le ha gustado ha sido un jugo verde que yo me tomo que tiene pepino, naranja, nopal y apio… también le gustó uno de fresa con limón y menta. Y luego de todo esto, nos dimos cuenta que no está en edad de cítricos. =(
Total es que le gusta su jugo. Luego juega, y juega y juega y ya cuando empieza a subir el tono de voz o comienza a dar gritos sucesivos, eso nos advierte que tiene sueño… se empieza a tocar los ojos, y ya alza los brazos para que lo carguemos…
Vale la pena decir que aunque estemos muertos de cansancio, extenuados… este acto de subir los brazos para que lo carguemos es hermoso y nos encanta y como que nos da fuerzas cuando estamos cansados.
Juega y juega y juega, nos hala el cabello, trata de quitarme los zarcillos, y ahora también trata de quitarme los anillos, se entretiene con el reloj, nos toca la cara, los vellos de los brazos y sube sus manos para tratar de hacer sombras aunque no haya luz en contraste para mirar la sombra, o aplaude, y ya cuando tiene más sueño hace todos esos movimientos pero más rápido y quejándose, porque si algo tiene es que pelea con el sueño y pelea, por dormirse, porque le gusta es estar despierto y ese es el momento más agotador que existe para nosotros, realmente.
Se duerme en algún momento y dependiendo del cansancio que tengamos entonces o dormimos con él, o duermo con él o nos quedamos despiertos con alguna otra actividad de las muchas que hay que hacer. Estoy tratando de tener al menos un instante al día sola, sin ninguno de los dos, y también tratando de compartir con cada uno por separado y los tres juntos, esto ya lo venía sintiendo necesario pero también me estoy leyendo un libro sobre el diseño de la familia que comenta la importancia de todos los tiempos para todas las parejas de la familia y luego cada uno solo… de manera que también le damos instantes de soledad a él y lo miramos sin que nos vea por minutos, no por mucho tiempo aún y pendientes de todo, sobre todo en la casa, porque de resto estamos juntos en las actividades.
Seguimos con las sopas al mediodía, de vegetales y ha funcionado bien, ya conoce que esa comida por lo general es caliente. Tiene diferentes tonos de voz dependiendo de lo que esté sucediendo y se comunica de manera efectiva para su edad. Empezamos a ir a clases de lectura y hoy después de su segunda clase, la profesora Conchita nos dijo que lo había notado más atento y contento con la participación de los dos, porque hoy fuimos los tres a la clase y la pasó muy bien… a la salida de la clase se toma su jugo y cae rendido. También lo estamos llevando a clases de música, esa clase lo llena de emoción y es el más pequeño pero también el más espontáneo y alegre… nos hemos dado cuenta que tiene actitud, y su manera de expresarse, no es un niño callado, para nada. Y le gusta ver a otros niños y niñas. Notamos que con las niñas la actitud es diferente, se sonríe más, pero lo seguimos observando.
Algo que es muy bello es que cuando se cae del sueño, ya a punto de entrar en sueño profundo, a veces se ríe ajajajaja esto nos contagia la risa y a mí me llena de amor. Algo que me parece cómico es que es muy curioso y detallista, y digo cómico porque una vez íbamos en el Metrobús y el señor que teníamos al lado tenía una camisa con un huequito, rota, y él se le quedó mirando y trató de tocarlo. Se fija en todo. Lo pusimos en el carrito del supermercado y extendía los brazos para garrar todo ajajajajaa ese día fue toda una novedad porque realmente podía tumbar todo. Y ya se sienta en el coche y se agarra de la parte de adelante y mira todo, y a los perros les grita y le llaman mucho la atención.
Ya para concluir les cuento una novedad que notamos … viene un diente en la encía superior y hace intentos de saludar y despedirse agitando la mano.
Un día después de escribirle a la familia, decidí tener este blog dedicado a mi universo materno. Resulta que hablando con dos madres la semana pasada, me di cuenta que otros niños también se divierten con las etiquetas de los peluches ajajajajaaja y una mamá hasta creó una línea de juguetes en esa dirección, así que creo que será un buen lugar para compartir anécdotas, con otras parejas que estén pasando por situaciones parecidas a las nuestras.
 

Cumplimos 6 meses de lactancia exclusiva enero 22, 2015

Filed under: Una mamá al natural — susurrosdevida @ 11:05 am

PP y bebé 1- EMEn este momento él duerme. Y yo, una de sus distracciones favoritas, puedo escribir estas letras en un mes de importante celebración: cumplimos 6 meses de lactancia exclusiva. Todavía transito la ruta de aprender a vivir con mi tiempo compartido, con el compromiso de la crianza respetuosa, con segundos para pensar en mis proyectos, con limitaciones y negociaciones nunca antes pensadas, con una ducha de agua caliente como regalo, sin mil cosas que amo, con otras tantas que también amo y otras que he aprendido a querer, en las letras que voy escribiendo lentico pero que van andando, y también con las sorpresas de reconocerme, así: madre. Con todo lo que no sabía que estaba incluido, porque a veces la vida te da la sorpresa y te ofrece información esencial en el momento oportuno. Sin enciclopedias, sin la experiencia del otro, sin un cuento que pueda adaptarse a tu condición.

Cumplimos 6 meses de lactancia exclusiva está escrito en plural porque sin dudas, este compromiso, casi proeza en este siglo de tanto desarraigo ha sido la mejor ruta que he seguido junto a mi familia. Primero una decisión firme, sin tambaleos, sin miramientos en el qué dirán y sin apresurarse al futuro. Decir sí voy a amamantar a mi bebé fue una programación física, mental y emocional que aún me parece de las elecciones más positivas que he podido hacer en mi vida. Y está en plural porque se necesita del esposo, de la mamá, del papá, abuelos, doula, médico obstetra, tíos y los que dicen quererte, para cumplir y pelear menos. Y cumplir precisamente con la naturaleza y lo natural, lo más saludable y beneficioso para él… mi príncipe con nombre de emperador.

Soy de las personas que conoce los fundamentos de la publicidad, no sólo porque lo vi en la universidad como materia obligatoria, sino porque lo he vivido en innumerables aspectos. Pero la parte más descarnada que he podido vivir hasta ahora me lleva a sostener la premisa de que el sistema de salud, los paradigmas sociales (con raíces muy profundas ancladas en sinsentidos en muchas oportunidades) el miedo, el tiempo de gestación y parto, así como los productos de las grandes marcas que precisamente pagan esa publicidad, todo forma parte de una gran interconexión orquestada para que los que tienen menos gasten más dinero, crear personas pobres de espíritu, vivir mal alimentados, tener más enfermedades y aún así creer que de no seguir esa ruta, no se estaría en lo correcto.

Rechacé la cunita que me ofrecieron en la clínica para que mi bebé durmiera mientras yo “me recuperaba”… y lo pongo entre comillas porque esa recuperación aún sigue andando, precisamente porque no es la palabra indicada. Esto puede nombrarse mejor como adecuando o acostumbrando, porque antes de todo, no era mamá. Rechacé que otra persona lo cargara en las primeras 72 horas, porque era mi olor el que quería que se le instaurara en la memoria… precisamente para que supiera con ese apego inicial, que estaba en el lugar indicado, que aquel cuerpo que escuchó desde adentro, ahora lo abrazaba para sostenerlo en este mundo. Soporté el dolor mientras mi bebé transformaba mi pezón para la lactancia. Dejé que mi bebé dosificara lo que necesitaba para vivir y saciar su hambre. Entendí que a los pocos días de nacidos, los bebés lloran por hambre y también por sueño… y para ambas necesidades, el pecho es el mejor resguardo. Viví segundo a segundo la toma de decisión frente a una avalancha de leche materna que con el transcurso de los días comenzó a acumularse en mis senos. Y finalmente, después de tanta lucha y aceptación, esa sangre blanca comenzó la fluir placenteramente para beneficio de ambos y de todos.

(Sigue dormido, por eso sigo escribiendo. Últimamente duerme más porque comenzamos la alimentación complementaria con frutas, en principio. Y porque sigue creciendo…)

Mi experiencia no estuvo exenta de dolor, como sí le ha ocurrido a otras madres. Este capítulo de mi vida ha sido uno de los más dolorosos y placenteros, y ha sido precisamente este camino un símil de la vida y su sabor agridulce. Por suerte la leche materna es dulce, lo deja dormir sólo el tiempo natural de su digestión, lo hace crecer en las proporciones adecuadas y favorables, y la succión le deja otro montón de beneficios que poco a poco iré comentando en este espacio.

Hoy celebro la vida y también la toma de decisiones con información y corazón despojado de cuentos de caminos. Aunque ésta que les cuento es sólo una pequeña partecita de esos 6 primeros meses de vida y renacimiento.

 

LEE MÁS AQUÍ: https://unamamaalnatural.wordpress.com/

 

 

Ojos color sol septiembre 5, 2014

Filed under: Papiros amorosos y otras letras,Una mamá al natural — susurrosdevida @ 2:51 pm

Hace 15 de julioun mes y quince días me cambió la vida. Traer hacia esta luz a mi primer hijo ha sido una experiencia trascendental y significativa, llena de imágenes de todo tipo. El historial reúne días de felicidad, dolor, llanto, compañía, soledad, cercanía, lejanía, sin los que ya no están, con los que sí están, con los que nunca han dejado de estar y con una nueva familia, además de un montón de nuevos conocidos.

El día llegó, y simplemente él, mi bebé, anunció que quería salir, que estaba listo. Coincidió con que también estuvimos listos de este lado para transitar juntos ese camino que contaré en otra oportunidad, llamado trabajo de parto. Desde adentro de la panza él haciendo sus movimientos y desde afuera respirando y viviendo las contracciones que nos acercaron, ese buen día, a las 3:00 am.

Hoy, que escucho el nuevo CD de Calle 13, decido dedicarle la canción “Ojos color sol” a mi hijo hermoso, pero también a ese día, a mi compañero de viaje estrella que también se reinventó ese día y al capítulo que logramos escribir, en recuerdo a ese instante en que me volví otra, en que sin dormir un instante, desperté con otra piel, con otro recorrido de experiencias en los poros, con el clamor de la nueva vida en cada centímetro de piel, con el reconocimiento de las sensaciones más ínfimas y por supuesto de las más evidentes. Con la constatación de ser así, incondicional, enamorada con acciones y verbos que se construyen, y por supuesto con el aporreo correspondiente del que da y no sale ileso.

Regreso a mi blog, después de un tiempo de conversión necesario y querido.

OJOS COLOR SOL

https://www.youtube.com/watch?v=1Nr_tqkMsJs

Hoy el sol
se escondió
y no quiso salir
te vio despertar
y le dio miedo de morir.

Abriste tus ojos
y el sol guardo su pincel
porque tu pintas el país ahí
mejor que él.

Cuando amanece,
tu lindura,
cualquier constelación
se pone insegura.

Tu belleza
me llena de mañana
y me da de comer
durante toda la semana
tus ojos son magos,

los abriste
y ahora las montañas
se reflejan en los lagos,
la verdad absoluta es

que cuando naciste tu
a los árboles le nacieron frutas:
naranja dulce,
siembra de querubes;

como el sol tenía miedo
se escondió en una nube.
Hoy el sol no hace falta, está en receso
la vitamina D me la das tú con un beso.

La luna sale a caminar
siguiendo tus pupilas.
La noche brilla original
después que tú la miras.

Ya nadie sabe ser feliz
a costa del despojo,
gracias a ti
y a tus ojos.

Eres un verso en riversa,
un riverso.
Despertaste y
le diste vuelta mi universo.

Ahora se llega
a la cima
bajando por la sierra,
la Tierra ya no gira,

tú giras por la Tierra.
En las guerras
se dan besos,
ya no se pelean.

Hoy, las gallinas
mugen
y las vacas
cacarean.

Las lombrices
y los peces
pescan los anzuelos,
Se vuela por el mar

y se navega
por el cielo.
Crecen flores
en la arena,

cae lluvia
en el desierto.
Ahora los sueños
son reales,

porque se sueña
despierto.
Y ése sueño
es seguro,

y así se reproduce
y la inocencia
por fin
no se esconde

de las luces.
La escasez de comida
se vuelve deliciosa,
porque tenemos

la barriga llena
de mariposas.
Las galaxias “revelan
sucumares que combinan”
y en la Tierra parece
que comienza la vida.

La luna sale a caminar
siguiendo tus pupilas.
La noche brilla original
después que tú la miras.

Ya nadie sabe ser feliz
a costa del despojo,
gracias a ti
y a tus ojos.