Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Extraña compañía junio 30, 2009

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:59 pm

ejercicioLa penúltima vez que un perro trotó conmigo terminé llorando como una niña. Recuerdo que estaba en la playa, el bendito perro apareció un 1º de enero para colmo de recuerdos y con una cadena en el cuello, no sé ni por qué vino a dar el perro a la casa. Fue demasiado asombroso cómo el perro no se despegó de mí por media hora, pobrecito, en el trayecto recuerdo que olfateaba las casas como buscando su lugar. Recuerdo que me esmeré en cambiar la ruta para ver si conseguíamos a los dueños pero… no fue posible. Todos juraron al yo salir, que el perro se cansaría y se quedaría por allí en medio de la nada… y no fue así. Lo que nunca voy a entender es por qué me tuvo que pasar eso a mí, por qué el perro se regresó conmigo a la casa y me seguía tranquilamente como si nos conociéramos desde hace mucho tiempo. Lo peor no es eso, lo peor es que la última vez que un perro trotó conmigo fue la semana pasada y se me removieron esos recuerdos. Es improbable que un perro después de bajar al menos un kilómetro de vía se dé la media vuelta contigo y decida subir, de regreso, todo el trayecto empinado, por una razón que desconozco. Esta vez corté por lo sano como dicen los abuelos y en un momento me fui quedando atrás poco a poco y cambié la ruta definitivamente hasta no verlo más. Hubo un momento en que le hablé (¡qué locura! ¿Qué habrá dicho la gente?), es que llega un momento en que no entiendes por qué te acompañan, sigo sin entender, simplemente me fui y de verdad verdad no estaba de ánimos como para llorar por el recuerdo del otro perrito. Éste duró 40 minutos conmigo, ajajajaja, lo recuerdo y me da esa sensación entre risa y espanto… pienso en las dimensiones y los tipos de compañía que tenemos a diario, las que rechazamos, las que deseamos, las que nos sorprenden, las que no queremos que se agoten nunca y sabemos que por naturaleza tienden a desaparecer, las que extrañamos, las que nos alegran, las que nos estorban, las que olvidamos, las que están. Toda una disertación por la aparición y compañía de un bendito perro.

Anuncios
 

Regreso a los 10K

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:25 pm

carreraRecuerdo cada una de las carreras del año pasado con cariño. Cada una tuvo su momento especial, su cuota de esfuerzo, su otro tanto de dedicación, entrenamiento, alegría, cansancio, pero sobre todo es emocionante cumplir una meta y ser tan loco como para comparar esa meta de los 10K con cualquier otra cosa que se quiera alcanzar y pensar que sí se puede, con parte de ese esfuerzo distribuido en las cuotas que sean. Es mucha emoción a la vez, en medio de ese gentío, la música en el idop, los corredores con discapacidad, los alegres, los que vuelves a ver, los que animan desde las calles, los asomados, los que se quedan, a los que persigues. ¡Excelente! Fue hoy en la mañana que lo decidí: me inscribo… ya les contaré cómo me va.

 

Un consentimiento junio 29, 2009

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 7:44 pm

chef-niñaConsentir es una de esas palabras que nunca quisiera que pasara de moda, siempre y cuando se conjugue para todos… para los que se consienten, consienten a otros, los consentidos y así dicho para adelante y para atrás hasta que ninguno se quede por fuera. El hecho es consentir, ahora si no se entienden los consentimientos… ese es otro detalle que se tendría que mirar en el camino de las expectativas de consentimientos de cada quien… creo que después de todo no hay cómo consentir y dar en el blanco, aunque a veces por ejemplo ese consentimiento se solape con nombres coloquiales: desayuno, almuerzo, merienda o cena.

Lo ideal como para marcar la diferencia es anunciar el consentimiento sin llamarlo por su nombre… porque lo peor ciertamente es explicar un consentimiento. ¡Terrible! Eso de consentir es como la fase final de una proyección que hacemos a una idea que tiende a agradar a alguien (incluidos nosotros), o dicho en palabras menos rebuscadas: es un regalo.

Comparto con ustedes un regalo que conseguí y adapté en la búsqueda de amuletos para vencer la rutina, para hacerla más llevadera, para diferenciar una fecha de esas comunes y marcar un recuerdo, sellar a la memoria, justo en el día que nos proponemos consentir y lo logramos porque sonríen. ¡Ja! Justo allí sabemos que lo hemos logrado, que el invento funcionó y también el consentimiento. Entre las muchas formas de consentir que he visto desde pequeña (¿será que eso se hereda?) y ahora he puesto en práctica, está el arte de consentir con los sabores, olores y texturas de la cocina. Les dejo no una receta cualquiera, sino la receta de un consentimiento:

Crêpes de ajoporro con champiñones

(Ración para 4)

 1 Taza de leche

½ Taza de harina de trigo

150 gramos de mantequilla

1 lata de crema de leche

1 huevo

Azúcar

Sal

Ajoporro

Champiñones

Pimienta

Para hacer las crêpes derrites la mantequilla y luego la mezclas con la harina, la leche, el huevo, la pizca de sal y al menos dos cucharadas de azúcar. Se mezclan bien los ingredientes en un recipiente que luego va a la nevera por 5 minutos. Mientras tanto se corta el ajoporro y los champiñones en pedacitos, se le agrega la pimienta y se sazona al gusto. Se sofríe todo en aceite de oliva y antes de retirar del calor se le agrega la crema de leche. Para hacer las crêpes se vierte parte de la mezcla en el centro del sartén y poco a poco se esparce hacia los bordes, hasta que queda una capa muy delgada de la mezcla. Se voltea con cuidado, se espera unos minutos para que se dore y se pasa a un plato. Luego, se sirve el suculento relleno sobre el centro de la crêpe y se doblan los extremos hacia el centro, como si quedara arropado el relleno.

 ¡Listo! Luego me cuentan si esa mezcla del dulce con la sazón no es un buen consentimiento.

 

Lecciones del cine (II)

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 8:34 am

El-bano-del-Papa-b* Las ideas hay que concretarlas sea cual sea su consecuencia.

* El trabajo honrado es la mejor manera de insistir y querer un futuro mejor, también para nuestra familia.  

* Soñar no cuesta absolutamente nada

 

Lecciones del cine (I)

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 8:32 am

upNunca es tarde para cumplir los sueños y menos cuando hay un recuerdo, una compañía a la distancia, un motivo y una promesa incluso con nosotros.

 

Hoy celebro! Felicitaciones colegas! junio 27, 2009

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:40 am

periodismo,MReproduzco en esta oportunidad parte de una publicación de la Red Dominicana de Periodistas con Perspectiva de Género, en la pluma de Juan Bolívar Díaz, que tenía en mis archivos y que es muestra de parte del sentir de muchos periodistas venezolanos que apuestan a la excelencia y a las nuevas prácticas de la comunicación con los lectores.

Agradezco a todos mis lectores y celebro a los nuevos porque hacen posible que este espacio de comunicación sea realidad. Celebro este día del periodista con muchos proyectos en mente, con las buenas letras acompañadas de la divulgación de la ciencia, con este mix entre lo racional y las vueltas que da la imaginación, sin dejar de pensar en que las fantasías también forman parte de nuestro día a día. Felicito a mis colegas, recuerdo a los que ya se han ido en pleno ejercicio de su oficio y pido a Dios que me siga acompañando por todos los caminos que me quedan por recorrer.

Celebro además sin marchar, ya esa tarea la hago diariamente en búsqueda y mantenimiento de mi calidad de vida, por convicción y la certeza de pensar y demostrar que sí puedo vivir de las letras… por lo que realmente pienso que merezco mi día libre.

“Asumir la responsabilidad de ser periodista siempre ha sido una tarea titánica que implica un desafío dialéctico… Al igual que hace casi cuatro décadas cuando comencé a hilvanar historias y sueños cotidianos, hay dos caminos para el que asume la profesión de periodista: incorporarse a un oficio que abre muchas puertas al ascenso social y el mejoramiento económico, tantas como capacidad se demuestre para desprenderse la propia cabeza y colocarla en el escritorio del jefe o del propietario, mejor si de ambos a la vez; o sumergirse en la investigación de la realidad, asumir el mandato de la comunicación que es hacer común las cosas: los sueños, las luchas, las aspiraciones, las necesidades y hasta los bienes y comprometerse con el progreso de la sociedad en sus más profundas expresiones.

Ser periodista, hoy como ayer, significa fajarse para ganarse una parte del espacio que los poderosos administran, para ofrendarlo en el altar de la búsqueda de la verdad, deshaciendo entuertos, rechazando exclusiones y tratando de recoger todas las voces del concierto social.

Asumir la responsabilidad de ser periodista siempre ha sido una tarea titánica que implica un desafío dialéctico entre el individuo y el director; entre el profesional y el empresario; y al mismo tiempo trazar los hilos de la convivencia y el entendimiento entre los respectivos intereses. Sobre todo en la medida en que el periodismo se industrializó y se fue haciendo transnacional, demandando cada vez más recursos tecnológicos y, por supuesto, más capital.

Todavía hace un par de décadas ser periodista en nuestros medios latinoamericanos era batirse a diario con el autoritarismo y la dominación militarista, caudillista y criminal, en reclamo de libertad, de derechos políticos y sindicales, hasta el grado de sacrificar las propias reivindicaciones. El periodismo sigue siendo una profesión de grandes riesgos”.

 

Mandriles intelectuales junio 26, 2009

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 4:10 pm

mandrilLas dejé en remojo a ver si se ablandaban. Ya ha pasado casi una semana, se aproxima el evento y nada de lo que hice esa mañana valdría la pena sin el cuento. El domingo pasado se levantó la que cree, la que tiene esperanzas, la ilusionada, la melómana y se regresó a su casa a las pocas horas con la sensación de vacío que deja el fraude. Con esa cara de desorbitada que aparece justo antes de que explota la rabia, la decepción y el “lo sabía”. Dudamel y Yo-Yo Ma son dos virtuosos a los que admiro, a los que he seguido, escuchado con atención, sus discos tiene la particularidad de transportar a otro mundo… y no pienso aceptar la mediocridad de una pantallita a las afueras del Teatro Teresa Carreño. No lo acepto porque según las cuentas de todos los que estábamos allí, antes de conocer de los mandriles intelectuales, sí podía comprar mis entradas. Léase bien COMPRAR, no aceptar, ni velar, ni robar, ni quitar, ni aprovechar. Los primeros 100 metros de la cola eran prácticamente de alumnos del Sistema Nacional de Orquestas, ya sabemos que estos no son al menos todos los mandriles intelectuales… pero la verdad estuvo a la vista de todos antes de que un inteligente mandara a desconectar la computadora. De las 2.500 butacas sólo quedaban unas pocas en los laterales, allí cerca de las cornetas y arriiiiiiba, cerca de los baños, a las 9:10 de la mañana cuando abrió la taquilla. No es justo! Bien sirve la lección para entender que los mandriles andan sueltos, que los mandriles intelectuales se reproducen tanto como la moda del director de orquesta que gracias a Dios tiene más que pelo en esa cabeza y que tendrá la oportunidad de compartir escenario con el chelista más versátil que conozco hasta la fecha. Nunca he practicado la ofensa como primer recurso, pero bien vale un buen calificativo por esas andanzas. Después de conversar con las primeras compradoras de lo que quedaba me di cuenta, mi lugar era otro, como luego ocurrió… un domingo sólo amanece a las 8:00 de la mañana por una buena razón, pero esta vez el instinto se quedó dormido.