Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

23 de mayo mayo 24, 2013

Filed under: Así lo veo — susurrosdevida @ 8:05 pm

los-miserablesEste no es un musical, sino el día a día de mayo. De pronto se tornen oscuras estas letras, pero en todo espiral hay una sección que se acerca más a la luz y otra parte que está pegada a la sombra. Debo reconocer que la capacidad de asombro por la incertidumbre o el asedio a la serenidad, por la molestia, la rabia y la ira, la tenía dormida y en este tiempo los ataques han sido de pura tristeza…ver que tenemos tan poco para escoger, que las colas parecen procesiones, que la cordialidad parece cosa de unos pocos, que la rapidez de la vida limita hasta la asfixia los minutos dedicados a vivir, de nosotros y de los que están alrededor… todo en este momento se vierte sobre la misma vida. Denso es el aire de este mayo, aunque los vientos de cambios comenzaron desde abril. Pero allí, justo en el momento en que la sed se mezcla con los dolores, con el exceso de realidad, con el recuerdo de aquella situación penosa vivida como consecuencia de la actuación de la persona menos esperada, cuando pensabas que el otro usaría tus zapatos para meterse en tu carne, cuando te das cuenta que ya no puedes cerrar los ojos y dejarte a tu suerte, sino que debes voltear sobre tu espalda cientos de veces, allí aparece la noticia de que somos el país más feliz del mundo??? Sí, el humor ayuda pero hay que conseguirlo, y para conseguirlo hay que lidiar, dejar pasar bastante agua debajo de los puentes, correr ciertos días en el calendario y definitivamente, o en mi caso, dejarse en manos de Dios. Entiendo, acepto, tolero, me resigno, me doy media vuelta y me voy con los brazos abiertos, con varias bolsas, con mi experiencia, con la esperanza de amuleto imperdible, sí, eso ocurre, mi ahijada me manda besos, consigo gente honrada en mi camino, me contenta compartir esta especie y extraño. La añoranza nunca vive en presente, por eso no añoro lo vivido sino el futuro promisorio, esos días planificados que no sabemos si pasarán del papel a la verdad palpable… y me sorprende ver cómo los que dijeron ser ya no son nada, cómo se caen sus rostros, cómo se transforman en sonámbulos, cómo dejan de estar y ser. El vacío se convierte en una palabra lo suficientemente vacía como para expresar lo hueco y sin sustancia que a veces se presenta a la vista… tragar ese bocado de clavos será como la práctica de la mujer tragafuegos de cualquier circo, o el malabarista sobre el tejado chueco, o la bailarina de la pierna de palo… escucho el coro claramente del inicio del musical, en esa faena de halar, recoger las amarras a pesar del hambre, la sed, los otros, nosotros. 100 metros recorren las tortugas cuando nacen, desde su nido a la orilla del mar, con sus aleticas de 6 centímetros de largo… y el trecho se hace eterno, con desniveles, con depredadores, con lluvia o con sol, en solitario o en compañía, con o sin dolores, a punto o no de morirnos un poco o totalmente… Mayo, bienvenido, otra vez frente a frente, insisto, muéstrame qué tienes aparte del reflejo de las miserias!!!

Anuncios
 

Catrina en Bélgica mayo 14, 2013

Filed under: Así lo veo — susurrosdevida @ 12:34 pm

Desde que conocí a la Catrina, he tratado de entender con más cerebro y menos sentimiento el orden de la vida en sus ciclos de vida – muerte – vida. Claro, que esta Catrina que me conseguí es cero coqueta, lo cual la aleja de haber nacido en México. De pronto estaba loca ya con ese invierno tan largo, y se puso por eso su sombrero para recibir a la primavera.

P1120248

 

Mi atlas de las nubes mayo 11, 2013

Filed under: Así lo veo — susurrosdevida @ 4:25 pm

el-atlas-de-las-nubes-posterTengo la sensación de pertenecer a este lugar, a estos colores, a estos susurros. Esto lo suelo expresar no sólo cuando tengo certezas, sino precisamente cuando ronda la incertidumbre. ¿Estaré tomando la decisión correcta? Pido respuestas al universo y las recibo, a su manera todo se expresa y me va ayudando a trazar el camino. Seré la que cuente la historia por los siglos de los siglos y ya algo más me antecede. Mi árbol genealógico tiene la semilla en un lugar desconocido, en la tierra que se cultiva y en lo que ya no se recuerda. En ese documento o papel que se extravió y nos recordaba el día, año, hora y lugar donde nacimos. Componer un árbol con más de 50 “hojas” de vida será una de las metas, por lo pronto sólo sé la procedencia de parte de lo que soy, mientras noto cómo coinciden las alergias de mi tío y mi papá, las cejas de mi esposo y su abuelo, el arte manual de mi suegra y mi sobrina, la búsqueda constante en más de uno de mis amigos. Tengo la sensación de haber estado aquí antes. Y la paramnesia, mejor conocida como déjà vu me antecede o me nombra incluso sin estos nombres que hoy tengo. En la madriguera de nuestra esencia sigue ahondando y encontrarás, no sólo un corazón que late sino otro que trasciende. Ha valido la pena, ya otro nos ha escuchado, creíamos que no habíamos hecho la tarea pero sí, alguien vino, nos leyó, se llenó de emoción, guió sus pasos por el pasillo a oscuras, tocó el timbre y se fundió en un abrazo, gritó su verdad, alzó su bandera, pasó la llave, arrancó una página, dijo que sí. No dejen de ver El Atlas de las Nubes, y el libro correspondiente, pasa a formar parte ahora de los regalos para Lucía… por azar? Nada ocurre por casualidad, esa ya es lección aprendida.