Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Creo septiembre 27, 2011

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 9:25 am

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

Pablo Neruda

Anuncios
 

3er aniversario!! septiembre 26, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:53 am

“El periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad. Nadie que no la haya padecido puede imaginarse esa servidumbre que se alimenta de las imprevisiones de la vida. Nadie que no la haya vivido puede concebir siquiera lo que es el pálpito sobrenatural de la noticia, la demolición moral del fracaso. Nadie que no haya nacido para eso y esté dispuesto a morir por eso podría persistir en un oficio tan incomprensible y voraz, cuya obra se acaba después de cada noticia, como si fuera para siempre, y no concede un instante de paz mientras no vuelve a empezar con más ardor que nunca en el minuto siguiente”.

“Estamos, pues, en la era de la América Latina, primer productor mundial de imaginación creadora, la materia básica más rica y necesaria del mundo nuevo, y del cual estos cien cuadros de cien pintores visionarios pueden ser mucho más que una muestra: la gran premonición de un continente todavía sin descubrir, en el cual la muerte ha de ser derrotada por la felicidad, y habrá más paz para siempre, más tiempo y mejor salud, más comida caliente, más rumbas sabrosas, más de todo lo bueno para todos. En dos palabras: más amor”.

 

Paz septiembre 21, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 5:14 am

“No hay camino para la paz; la paz es el camino” (Mahatma Gandhi)

Después de vivir instantes de paz ocurre que quieres más. La mala costumbre nos lleva a pedir, rogar y creer que la paz se traduce en un punto de llegada, cuando se trata del camino entero. He conocido la paz, reconozco cuando se asoma y la prefiero antes que la tranquilidad, por la plenitud que siento. Todavía desconozco si estoy en la ruta correcta hacia su búsqueda eficaz, pero de eso también me estoy ocupando. Hoy pido que la paz se multiplique entre todos nosotros.

 

La princesa y los guardianes septiembre 20, 2011

Filed under: Así lo veo — susurrosdevida @ 11:11 pm

 Pensé en tener otros seres vivos en casa, un buen día en que la necesidad de recuperar e identificar mis espacios me llevó a un vivero. Vi algunas matas y me decidí por las de sol porque las quería para la ventana, ya que me han gustado todas las metáforas de las ventanas y su apertura, la posibilidad del aire que entra y sale, por mirar más allá de las estructuras de las paredes. Nunca me ocupé decididamente de otras matas antes que estas, debo confesar que regué las matas de mi mamá con desapego, tal vez porque muy en el fondo quería tener mi matero. Llegó el día y ya están en casa. La foto fue cerca de la fecha en que llegaron a casa, ahora están más grandes. Las bauticé la princesa y los guardianes porque luego me di cuenta del comportamiento de cada una. La del centro se llama coloquialmente “bella a las 11:00” y les debo el nombre científico de cada una de estas matas. Lo cierto es que han llenado de más naturaleza mis días, de ese color radiante y chillón que a veces llama a las emociones, y les hablo a las tres cuando las riego o cuando noto que algo raro les pasa. Las dos matas que no dan flor son más impredecibles pero las dos se desmayan cuando ya pasan dos días sin agua, aunque la manera en que absorben el agua es diferente, la de hojas largas es una sedienta en comparación con el resto. Últimamente ha sucedido que la bella se está apoderando del matero e incluso ya hay ramas que están dentro de la sala, está creciendo tan rápidamente que se ha dispuesto por detrás de las otras dos matas que la acompañan. Esta mata de flores es muy interesante y  hasta conmovedora, duerme y se despierta, florece si está de ánimo o quién sabe por qué, ya que hemos vivido días sin flores a ninguna hora del día. Alguna explicación debe existir para ese temperamento… voltear hacia la ventana y conseguirme con la princesa y los guardianes es parte de mi rutina más preciosa. Me llama la atención la delicadeza, la fragilidad y a la vez lo bien plantada que están en convivencia. Algunos dicen que están contentas y por eso han crecido tanto. Para mí son un regalo, un suspiro y otras tres vidas por atender. Me han brindado ese pedacito de paz que busco de los días y que bueno que la sensación se replica con todo el que decide verlas con detenimiento. Bienvenidas a casa!