Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Adiós a un lasallista mayo 31, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 12:08 am

Ser hermana de una “lasallista” me ha llevado a entender que todo se trata de una gran familia. Que precisamente el colegio La Salle sí pasa a convertirse en el segundo hogar de los muchachos, cuando asisten a sus clases. De lo que he visto y conozco puedo decir que ser lasallista es ser una persona comprometida con los valores, con el futuro del país, con el esfuerzo y el coraje que reunidos nos llevan a tener mejores días y mejores personas. Ser lasallista significa estar comprometido con una comunidad, significa ser una buena persona o por lo menos no he visto una cosa diferente de los lasallistas que conozco. Hoy, que la delincuencia de este país y la dejadez de las autoridades siguen permitiendo sobornos, que la gente sin dudas tiene más hambre, que se mata para robar un celular, que se le pega el tiro a un buen hombre para despojarlo de sus pertenencias y dejarlo botado, que la droga corre por nuestras calles para entre nota y nota permitir este y otro miles de actos de delincuencia, hoy protesto por la inseguridad en las calles. Protesto por no poder vivir con tranquilidad, con las garantías respetadas. Ayer, que el entrenador de fútbol del Colegio La Salle se nos fue al cielo, en unas condiciones de absoluta desventaja porque fue agredido con un arma de fuego que le cegó la vida, comienzo a esperar que se haga justicia. Aquí estoy y aquí seguiremos protestando por estos actos de delincuencia, sin perder la dignidad y el deseo de vivir en un país con más seguridad en todos sus rincones.

 

Elogio a la diversidad mayo 29, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 6:31 pm

La celebración del Día Internacional de la Biodiversidad, el pasado 22 de mayo, me llevó a pensar en la cantidad de especies que están en peligro de extinción, precisamente por la limitación o reducción de las condiciones de vida. Ese día, jugando con las palabras, llegué a sustituir el “bio” que motivaba el día, para concentrar la reflexión en nuestra especie y resultó interesante conectar el término “diversidad” con otras formas de extinción o desaparición, más cotidianas.

 

Reconocer que nosotros somos diferentes y no fuimos recortados con la misma tijera -como patrones para hacer camisas- es un paso hacia delante y a favor de la convivencia y la tolerancia. Me pregunto si no se muere un poco, cada día, con la serie de limitaciones que nos inventamos, que practicamos y que en ocasiones se defienden. Estas líneas están dedicadas a un tema que nos compete a todos como ciudadanos, porque la sana convivencia es una de las vías para nuestro desarrollo como sociedad.

 

A grandes rasgos y en defensa de la diversidad, de igual manera deja de existir la rana que ya no consigue los charquitos de agua después de la temporada de lluvias, por efecto directo del cambio climático; que el grupo de personas que queda aislado en obediencia a intereses específicos. Según el especialista en estos temas, Héctor Caballos Garibay, el concepto y la práctica de la tolerancia son de origen reciente. Ambos nacen y crecen al amparo del proceso de modernización de las sociedades europeas. Quizá este dato contribuya a explicar la razón de por qué al comenzar el siglo XXI, y a pesar de la existencia generalizada de constituciones democráticas, todavía hoy son más frecuentes los casos de intolerancia política, étnica, religiosa y sexual, que los ejemplos en contrario.

 

Pero los tiempos han cambiado y precisamente el elogio a la diversidad tiene la oportunidad de manifestarse de diversas maneras. Todo es posible con la práctica y no puede ser de otra forma, porque no somos tolerantes por actitud “nata”, sino que es un producto de la socialización. Hablamos de un reto. Los estudiosos de esta materia sustentan que el proceso educativo de aceptar y cultivar la tolerancia no es fácil, sobre todo si pensamos en la tendencia de los individuos a buscar la seguridad o la identidad personales mediante la integración a un grupo homogéneo. Así entonces, resulta más difícil reconocer la natural conflictividad del ser humano y aprender que todo individuo tiene el derecho a “ser y permanecer uno mismo”, o bien, a cambiar y “poder convertirse en otro”.

 

Lo importante en todo caso, más allá de analizar teorías y percepciones, es reconocer que puede haber en el otro diferente a mí, una infinidad de lecciones que podemos derivar del diálogo. De manera que la tolerancia que permite la diversidad y la ve con buenos ojos, no quiere decir soportar al “otro”, sino tratar de comprenderlo, intentar adentrarnos en su razón de ser y existir, retomando de él los aspectos que puedan servirnos para ensanchar nuestro horizonte intelectual. La tolernacia no únicamente permite la convivencia pacífica entre los pueblos y las personas, también se convierte en un presupuesto para el enriquecimiento cultural de todos los seres humanos. De eso se trata este elogio a la diversidad.

 

Recordando… mayo 28, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 12:10 am

Hubo un día en que tomé la decisión y dije en voz alta: no me encariño más con ningún perro. Así ha sido desde que África y Única se fueron al cielo, por unas circunstancias que todavía no acepto. Hoy, en recuerdo a ellas y con noticias parecidas que rondan mis días, dejo unas letras que hace tiempo leí y con las que me identifiqué.

 

 

Oda al perro (extracto)

Pablo Neruda

Vamos

hombre y perro reunidos

por la mañana verde,

por la incitante soledad vacía

en que sólo nosotros

existimos,

esta unidad de perro con rocío

y el poeta del bosque,

porque no existe el pájaro escondido,

ni la secreta flor,

sino trino y aroma

para dos compañeros,

para dos cazadores compañeros:

un mundo humedecido

por las destilaciones de la noche,

un túnel verde y luego

una pradera,

una ráfaga de aire anaranjado,

el susurro de las raíces,

la vida caminando,

respirando, creciendo,

y la antigua amistad,

la dicha

de ser perro y ser hombre

convertida

en un solo animal

que camina moviendo

seis patas

y una cola

con rocío.

 

10 Kilómetros por la salud mayo 26, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 2:09 am

Está por comenzar junio y también el mes de la prevención del cáncer de mamas. Las recomendaciones son las mismas que en años anteriores, pero esta vez un grupo de personas correrá 10 kilómetros en Caracas, para simbolizar lo rápido que debemos movernos por nuestra salud y la de todos los venezolanos. Ahí estaremos. Esa inscripción ya está hecha!!

 

Cuentos de Querepare II

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 2:02 am

De punta a punta, la playa de Querepare tiene un kilómetro y medio de recorrido. Aunque en la noche se pierde la noción de esta distancia y con el paso de las horas, mientras los pies se hunden en la arena, parece que el camino fuera más largo. Después de doce horas de camino en carro, desde la sala de cualquier casa en Caracas hasta ese lugar escondido en la Península de Paria, sólo la invitación a contemplar el proceso de anidación de las tortugas Cardón puede mantenernos despiertos.

 

Ser espectador de ese momento en que un gigante del mar sale de su medio natural, por menos de dos horas, para dejar a salvo a las nuevas crías y desaparecer nuevamente en esas aguas… es un privilegio. ¿Gigante? – Sí, porque con un caparazón de un metro y setenta centímetros de largo, aletas de ochenta centímetros y peso de cuatrocientos kilos, no se puede hablar sino de un gigante. Sin fantasías, ni exageraciones.

 

Todo ocurre de noche, lejos del calor de las fogatas, del ruido en la playa y de la intensidad de las luces que todavía los líderes del Proyecto de Investigación y Conservación de las Tortugas Marinas en la Península de Paria (CICTMAR) intentan reducir en las cabañas de un complejo hotelero, instalado a orillas de la misma playa. Las excepciones ocurren de día, cuando a causa de una serie de circunstancias todavía inexplicables, o por desorientación, las tortugas llegan a la playa y convierten su presencia en espectáculo público. La anidación también se da lejos de la basura, porque las Cardón pueden retroceder instantáneamente al conseguir el mínimo obstáculo que ponga en riesgo su vida y la de sus huevos.

 

Frente a cualquier condición climática que se presente en la noche hay una tarea ineludible: debe comenzarse el patrullaje. Con un equipo experto de cuatro personas, el monitoreo de la playa Querepare se realiza en dos grupos: la primera pareja trabaja desde las 8:00 de la noche hasta la 1:00 de la madrugada y la segunda releva desde esa hora hasta las 6:00 de la mañana. Patrullar significa caminar la playa de punta a punta, con intervalos de descanso de treinta minutos, en cada extremo, a la espera de las tortugas. Significa además, llevar una linterna con luz infrarroja (para alumbrar a la tortuga sin alarmarla), otra con luz normal (para la comunicación entre investigadores desde cualquier lugar de la playa) y un morral con todo el material necesario para la identificación de las tortugas. CONTINUARÁ…

 

25:49

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 1:57 am

Una nueva marca personal he registrado en el ascenso más conocido de El Ávila. Así avanza el entrenamiento hacia los 10K del próximo domingo.

 

Maneras de seguir mayo 17, 2008

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 9:23 pm

“Envejecer es obligatorio, madurar es opcional” (Anónimo)