Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Buscamos una perrita para Juan José octubre 30, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:39 am

En Regalamos Sonrisas hemos decidido despedir el año 2010 con la promoción de actividades a favor de causas nobles y en beneficio de los más necesitados. Anímate y regala una sonrisa junto a nosotras.

En noviembre estaremos en la búsqueda de una perrita de asistencia, Golden Retriever, para Juan José Seitz, un amigo que vive con discapacidad motora en sus piernas. Hasta hace pocos días su perrita de asistencia llamada Kala lo acompañó y ayudó en sus actividades diarias, pero por el cumplimiento de los años de servicio debió jubilarse y dejar a su querido dueño. Buscamos una cachorra, raza pura con pedigree certificado, entre 4 y 8 meses de edad, a ser evaluada por un veterinario experto para que Juan José pueda iniciar junto a su nueva compañera el entrenamiento de asistencia. Anímate a participar. Comunícate a la dirección venyregalasonrisas@gmail.com si deseas conocer más detalles o puedes hacer efectivo tu donativo a nombre de Juan José Seitz en el Banco Caribe, cuenta corriente No 0114 0165 11 1650107825.

La meta de noviembre es reunir Bs 2.000 para regalarle la perrita a Juan José

REGALA UNA SONRISA. TU COLABORACIÓN PUEDE HACER LA DIFERENCIA

 

Las Pelusas y El Bueno octubre 28, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:37 am

La precisión tiene sus vértices tan definidos que a veces su presencia abruma. Como siempre me pasa y espero mejorar: llega la avalancha, me cubre por completo, trato de alzar la cabeza, no puedo, no puedo, lo intento, no lo logro, lo vuelvo a intentar a veces con la certeza de que habita alguien dentro de mí con más fuerza para hacerlo, lo intento, logro ver la luz, un atajo, intento ir por allí, alzo la cabeza nuevamente, aunque ya al mirarme al espejo no sea la misma persona. En ese trance se me van los días, meses, años que tengan que invertirse, no se van en definitiva porque son mis días, me suceden, el intento es diverso cada día, con matices claramente diferenciados. Cuando logro salir de la avalancha la veo con respeto, ya no la insulto, ni le digo todo eso oscuro que se desata en mí y en retrospectiva me hiere. Luego de ser blanco de mis maneras, ni peores ni mejores sino mis maneras, logro analizar el asunto, veo lo bueno, lo malo, hago un balance, noto mi circunstancia y como si dibujara un accesorio más a un muñeco imaginario por cada cosa nueva que se suma o se resta a mi vida, logro ponerle un montón de ropa a ese muñequito y a la fecha está que no aguanta un accesorio más. Debería decir muñeca?? Ni idea, creo que crecí con juguetes menos plásticos y la sensación de escribir muñeco me ofrece una diversidad de materiales más versátiles. Lo cierto es que recientemente conocí a dos huéspedes que me habitan, precisamente por los dones de la precisión. La genética deja huellas evidentes y otras que se conocen sólo con exámenes especializados y ponen siempre a la vida a enfrentarse con la paz, para ver si juntas logran caminar juntas al menos un trecho que permita dormir y hasta soñar. Se me han congelado los sueños nocturnos y están súper activos los sueños diurnos en los que ni pego las pestañas pero no sé si salgo o sigo en el trance de la avalancha de novedades y como también estoy en proceso de construir la coraza que me ayude a ser menos vulnerable, entonces por lo pronto decidí ponerles nombres propios a mis nuevos huéspedes, que hoy son así y mañana no sabemos, pero con mi vigilancia de pronto se mantengan en lo que son o decidan cambiar más mis días. Tienen vida propia, eso lo sé, su nacimiento estaba escrito desde mis días de gestación y esa sóla circunstancia me parece que tiene un poder tan emblemático que lo menos que puedo hacer es darles un nombre. Nos conocimos visiblemente desde hace meses, pero sólo la semana pasada nos dimos la mano, nos dijimos los nombres y apellidos, nos sentimos parte del mismo cuerpo y así empezamos a convivir. No fue ni ha sido fácil, pero quién dijo que lo era o lo iba a ser?? Nada menos alejado de la realidad… La convivencia tiene sus pesadillas y sus maravillas, lo que todavía no sé cómo conjugar en el cuerpo es el vaivén del tránsito de una sensación a la otra, porque soy lenta en expulsar la toxicidad por saturación o hipo-presencia. Las Peluzas habitan en mi ojo izquierdo y las veo hasta con los párpados cerrados. Son la parte de mi ser que comenzó a envejecer prematuramente, por esta razón he tenido días de salas de espera llenas de abuelitos y abuelitas con iguales o peores condiciones. Ha sido interesante esto de sentirse en un trastiempo que lleva a conocer lugares con antelación al calendario, lo que me hizo pensar en lo más joven, niña, adolescente, adulta que hay en mí. He conseguido cada cosa que realmente ha sido necesario tener a la mano el teléfono de los buenos amigos para pasar los tragos de reconocimiento con una buena conversa… Todas las edades me habitan y esta condición me ha permitido comprender incluso otras circunstancias cercanas y ajenas…pero sobre todo la mía ajjaajajajaj que casi me trae vuelta loca pero…ese es el rollo de verbalizar los significados, el agotamiento es peor que correr 10K todos los días. Las Pelusas por lo pronto son 5 punticos negros que noto por envejecimiento del cristalino y El Bueno habita en mi ojo derecho. Le puse ese nombre primero para que no olvide su esencia de quiste benigno y en segundo lugar para que entienda que lo acepto viviendo allí porque siempre he preferido lo que se ve a lo que se esconde, lo que se dice a lo que se oculta, además… soy de las que corre con las consecuencias de lo dicho, visto, hecho, sin muchos rodeos. El Bueno se llama así porque lo que soy se compone de lo mejor y peor que dejó y deja mi biología y de lo mucho o poco que esté enlazado mi ADN a la aceptación. Ahora sí abuela y mamá, podemos abrazarnos no sólo en el compartir del segundo nombre, en el humorcito del segundo apellido, en la capacidad de soñar, en las ideas preciosas y otro largo etcétera. Ahora hay más, siempre ha estado allí pero ahora con el correspondiente bautizo y con nombre propio, sentémonos a mirarnos a los ojos, contarnos historias, tejer encuentros, para comprender que podemos incluso llegar a desarrollar estrategias para mirar lo invisible, no perder tiempo en mirar lo que ya sabemos cómo es, inscribirnos en un curso de lectura rápida para reducir la lista de títulos por disfrutar, observar con otros sentidos y explorarnos en esas virtudes que enaltecen la vida. Después de una semana se me quitó la sensación de no sólo tener la pupila dilatada, sino la existencia desenfocada, pasa cada tanto, le pasa a cualquiera, yo lo digo, no quiero conseguir el foco sino cuando sea necesario… no para todo, qué aburrido!! Necesito también de esa penumbra y de la idea de imperfección que me recuerdan las Pelusas y El Bueno.

 

Buen comienzo de semana! octubre 25, 2010

Filed under: La Rayma que admiro — susurrosdevida @ 8:06 am

  Que tengan todos el mejor día posible.

 

Días de sopa octubre 24, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:00 pm

Algo por aquí adentro tiene frío. Las sorpresas también pueden modificar la temperatura del cuerpo…incluso la que no perciben los termómetros. Hice la prueba, me tomé la temperatura y está normal, aunque sienta frío. En instantes precisos alcanzo a percibir que allá en el fondo, sin nombre, hay algo que busca retornar a su calorcito habitual, pero por lo pronto mantiene más de una vena, arteria o parte congelada. A esta conclusión llegué después de cinco meses tomando sopa, incluso de ubicar en internet recetas de sopas para todos los días… aunque también he notado que si almuerzo o ceno la misma sopa todos los días no me molesta… lo que me hace pensar que mi apetito no anda del todo bien. Total es que explorando los límites de las temperaturas logré reconocer detalles de la vida que también logran gestarse a menos cero y recordé después de mucho pensar “La Marcha de los Pingüinos” ajajaja. Sé que hay una parte de mí cerrada con llave de paso, que hay un lado del cerebro que debo usar más que el otro, que de vez en cuando también camino de espaldas para cambiar de sensación, pero este frío se sigue pareciendo cada vez más a la normal sensación que me lleva a usar medias para dormir. Entonces como no puedo ir y mecerme, lanzarme encima una cobija o ejercitarme, el cuerpo es sabio y me pide sopa, infusiones, tecito, abrazos, pero sobre todo sopa. Tal vez dejó de haber pasado y el presente es así… “Ya era hora mijita”, dirá mi mamá complacida. Hoy es de verduras, mañana ya veremos!

 

El caos y sus revelaciones

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 5:23 pm

En una noche que tuve más cerca del arte que se hace en nuestro país llegué a una galería y en una de las paredes estaba un texto rotulado que me desató las ganas de ir rápidamente tras otra copa de vino. Ni para pasar lo amargo o dulce del encuentro sino para brindar a mi salud, que definitivamente es la principal ocupación de mis días. Hoy comparto estas letras en este espacio consentido porque de pronto los ojos que hoy miran hacia esta esquina de la web puedan conseguir algo, que yo ya había conseguido por otras rutas. No tengo intención de marcar así el rumbo de nada ni nadie, pero mi labor estaría incompleta si dejo estas letras sólo en el papel que me traje de recuerdo.

“El caos puede ser lo más terrible, en un segundo destruir el verdor de una selva, las estrellas de una constelación, los árboles de un río, matarnos, convertir un corazón en piedra, hacernos sentir el cuerpo como plomo cayendo hasta el recóndito infinito de la gravedad y por un momento entre la confusión y las lágrimas perder la noción de vida hasta caer derrotados, casi sin alma, en el duro fondo del abismo del caos.

Pero es sólo allí en esa oscuridad en donde surgen los colores más hermosos, las luces más tibias, las flores más gentiles, sólo allí es posible sentir el alma cálida que siembra la semilla de lo hermoso, entonces entendemos que el abono nace del estiércol, que las frutas más jugosas nacen en el desierto, que los grandes amores son hijos del odio, como contrapeso a la penuria, el mundo pare la esperanza y entre miles de lágrimas aparece una sonrisa que le da sentido al dolor, comprendemos que la vida está llena de primaveras sepultadas de nieve.

Allí en el fondo del pozo cuando ya no queda alma, la inconsciencia da paso a los sueños y los sueños van tejiendo la soga que nos devuelve a la vida. Yo viajé hasta las entrañas mismas del caos y fue allí, cuando mis manos ya no escuchaban, que encontré la primavera, abandonarme al vacío le dio espacio a estos seres que me habitaban sorprendidos en lo más hondo del odio.

Plácidos, risueños y gentiles en medio del caos comenzaron a vivir en mí, curaron mis heridas con sus besos, justificaron mi dolor y aunque ninguna pesadilla se le iguala a caer profundo en el caos, viajaría mil veces hasta el fondo para encontrarlos de nuevo y subir flotando por la red de mis sueños, para arriba descubrir que ya pasó el invierno, que bajó la marea y que… en el caos vive la hermosura”.

Eleonora Tugues.

 

Día 16 octubre 22, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 4:51 pm

Regresé a caminar. Después de un tiempo no sé si de descanso, pero sí de cambio de rutina regresé a hacer ejercicio. Ese día me di cuenta que tenía 16 días sin ni siquiera estirar mis extremidades mucho más allá del diario ir y venir. Tampoco saltaron de la cama junto a mí esas enormes ganas de ejercitarme la vida. No, simplemente supe que era el día en que ya no podía quedarme más tiempo en cama sin atender los reclamos de mis articulaciones, extremidades, músculos y todo acostumbrado a la actividad. Así transcurrió el día 16 nuevamente con iPod, también sin uso desde el último día. Supe que era el día para regresar mientras estiraba cada extremidad con paciencia, mientras tomaba agua para ir convenciendo nuevamente a todos mis órganos de lo necesario de mantenernos hidratados, cuando pude sentir lo bonito del choque de la brisa con mi rostro y que no me pareciera un acto común y silvestre. Así, nuevamente el aire, el sol, las flores, los árboles, mis zapatos, la inercia, la música, la montaña… hicieron el milagro. Todavía el verbo no es correr pero… al menos no es dormir.

 

Cuéntame un chiste malo octubre 19, 2010

Filed under: Cuéntame un chiste malo — susurrosdevida @ 9:24 pm

He recibido el eporte de una queridisisisma amiga para la sección Cuéntame un Chiste Malo y además en un día conveniente, ajajj. Mil gracias!!

1.- Si Geppeto tuviera un Blackberry, ¿cuál sería su pin? Pin-ocho 😉

2.- Están Zucaritas y Corn Flakes jugando Play Station y reciben una llamada: -¿Qué pasó? ¿Pero está bien? Ya vamos para allá… -¿Qué pasó?, pregunta Zucaritas. Corn Flakes responde: “Chocó Krispis”.

AJAJAJAAJAJAJJJAJ