Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

En mi bosque julio 14, 2015

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 3:59 am

nina-con-paraguas,-cascada,-bosque-162018

 

El recorrido es nocturno. La luz de la Luna y de las estrellas a veces se refleja por entre los espacios de mis muchas ramas, que es lo mismo a decir, de las muchas situaciones que vivo aquí adentro. Camino y a veces siento pisar los palos secos o huecos, llenos de humedad, que ya van dejando de ser. A parte de mis huesos siento que les ocurre lo mismo, mientras sostienen una nueva fisonomía, y se ajustan y se compactan, mientras la piel se amolda. También tropiezo, porque no siempre logro ver a tiempo los obstáculos, pero con el paso de los días, sé que la retina se acomoda y de pronto seré como un radar en medio de trampas de luz infrarroja en forma de telaraña. Todo habita aquí adentro: desde pájaros con plumas multicolores, hasta arañas con patas largas y cortas a la vez. La brisa pasa volando entre los árboles, dependiendo de la atención que le preste, ayuda o no tanto, a pasar las páginas del libro de mi vida. Así ocurre, está tupido este bosque, he visto animales que jamás me había fijado que existían, a otros los he dejado de ver y se han convertido en especies en extinción. El olor a tierra mojada me deja el recuerdo de la lluvia, de ese sonido que he referido otras veces del techo de zinc en la casa de la abuela. El olor a tierra mojada me recuerda que se está fraguando una nueva cosecha, y estimo que tendré un mango dulce siempre a disposición de mis días. Aquí sigo, en mi bosque. El sábado pasado vi varias luciérnagas.

Anuncios