Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Ahora que te quedas… junio 30, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 12:30 am

A esta hora poca es la fe que queda después de otro día, cuando sé que todo ha cambiado. No volveremos a ser los cuatro repetidas veces, sino en contadas oportunidades. Para eso se crece no? Para tomar el mejor camino, lanzar los dados y esperar que la vida decida sonreír. No me conformo, últimamente he pensado que puedo convertirme en una inconformista de la vida pero no, sé que es la hora, lo cerca que todavía está la noticia y en definitiva el trabajo que me costará hacerme la idea de que no estarás por mucho más tiempo y en momentos en que pienso necesitarte. Por eso se nace separado, para que la vida le vaya enseñando a cada uno cuál es su norte, mientras entre otras cosas, se extrañe. La suerte y el éxito estarán de tu lado, sé que mañana muy animadamente seré capaz de responderle a cualquiera por ti, aunque siempre prefiero que ni pregunten, para no tener que poner esa cara de que todo está bien, mientras voy sacando las fuerzas. Mejor es callado y que explote de vez en cuando por esta causa. Ya sé al menos que debo esperar otras cosas, esforzarme para que no se rompa el vínculo que hay entre las dos y así, seguir viviendo, aunque duela un poco. Me haces falta, pero no deseo otra cosa que no sea lo que tú sueñas. Un beso de tu hermana que te ama.

 

Felicidades periodistas!! junio 28, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:12 pm

Como integrante del gremio periodístico es inminente dedicar una reflexión a lo que ha significado ejercer esta profesión en los últimos años. En ocasión de haberse celebrado el pasado viernes el Día del Periodista, estas letras adquieren mayor justificación y relevancia. Tal cual como el día de cumpleaños de cualquiera sirve para renovar la fe, aceptar los errores, volver la vista hacia atrás sin desprenderse del futuro, desear cambios y fabricar soluciones; de la misma manera recibimos el Día del Periodista, los que decidimos vivir de esta manera.  

 

Por mucho que se haga y se diga, una consigna se mantiene (al menos en mi caso) ecuánime y sin dobleces de ningún tipo: estamos aquí para ofrecer un servicio a esa parte de la sociedad que decide detenerse en nuestras líneas y extenderle un puente de comunicación a sus ideas, dolencias, quejas y demás palabras que forman parte de nuestra cotidianidad. Muchos son los motivos que han desviado los verdaderos objetivos del periodismo en nuestros días, pero siempre hay oportunidad para volver a nuestra esencia.

 

Pero vamos por parte… ¿Por qué hablo de renovar la fe? Precisamente porque desde siempre se nos ha enseñado que después de la profesión de piloto, la segunda carrera que conlleva más riesgo a la vida es la de periodista. No en vano tenemos múltiples ejemplos en nuestra historia que hoy, para colmo de males y síntoma del malestar, parecen esconderse bajo la mesa. El gremio aspiró a esa renovación en las últimas elecciones del Colegio Nacional de Periodistas y lo hace anualmente con los nuevos ingresos en las universidades, aunque la lucha debe seguir.

 

Renovar la fe en el gremio es pensar, como de hecho creemos, que los periodistas formamos una parte importante de la sociedad porque podemos hacer visible – por ejemplo – un problema que ocurre tras las rejas. Ni hablar del caso mexicano ocurrido con la periodista Carmen Aristegui, cuando dejó de transmitir su programa radial por decisión de la directiva de la estación. Allí estaba el pueblo a la mañana siguiente, concentrado y con pancartas en mano, exigiendo que se mantuviera su programa porque trataba muchos temas sociales.

 

Pero sigamos… ¿Por qué hablo de aceptar los errores? Porque es preciso y no nos podemos mentir: necesitamos mejorar la calidad de nuestros escritos para seguir en la escalada hacia el prestigio. Se están publicando noticias sin confirmar, por un grave problema de acceso a las fuentes de información en especial las gubernamentales, pero también por falta de experticia. Para nadie es un secreto que los voceros autorizados se han reducido, que sólo contadas veces se puede ofrecer al lector las diferentes versiones de los hechos, para tener un panorama más amplio de lo sucedido, pero también (lamentablemente) muchas voces se han parcializado y con esta decisión han tomado distancia de los verdaderos temas que siguen sin atenderse en la sociedad.

 

Lo importante es que aquí seguimos, incluso creando nuevos espacios. De eso se trata, de ofrecer no sólo los contenidos que creemos son de importancia para la comunidad, sino de ser enfáticos y reiterativos al querer que sean sus letras, expresiones y modismos, los que circulen. Sólo de esa manera podremos estar satisfechos con lo que decidimos llamar: un periodismo más saludable. Felicidades a los colegas y a ustedes, como siempre, por formar parte de este encuentro.  

 

De regreso… junio 24, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 12:16 am

Siempre existirá ese momento en que volvemos a retomar las fuerzas, las ganas y el ánimo. Mil razones para perderlo y ganarlo, circunstancias mezcladas con ausencias, recuerdos de otros momentos en que teníamos menos ocupaciones y la vida era sencilla y la veíamos difícil. Siempre habrá un espacio para superar las amargas y finalmente ver el sol salir nuevamente, aunque siempre haya estado allí. Parece mentira pero la ausencia puede ser del tamaño que decida serlo, capaz de quitar el apetito, capaz de salir a la calle como si se tratara del mismo día sin entender que uno no puede ser igual al otro. Entendernos es uno de los principales enigmas, conocer cómo funcionamos es parte del trabajo para saber por qué nos sumergimos en esa escalada y picada de momentos, recuerdos y pensamientos. Poco a poco es importante irnos conociendo. Algunos lo superan con mayor destreza, mientras otros trabajamos arduamente para levantarnos, vernos las manos y entender que podemos atrapar con ellas los sueños que queramos. 26 minutos no está nada mal para el retorno a la montaña, después de dos semanas de fobia, con el volumen del MP3 en alto para impedir que todo lo que hace daño aparezca, precisamente esa parte de la vida que a veces nos lleva a sonreír hasta con pena de ser afortunados. De pronto retomando el cariño regrese a la esencia que me constituye, siempre dejando claro mi punto de vista y entendiendo que por esto muchas veces quedo fuera de juego. Los que hemos sido ideados para la vida tenemos estos altibajos, pero también debemos avanzar no sólo en defensa propia sino para no oscurecer el entorno.

 

Deja tu huella junio 22, 2008

Filed under: Papiros amorosos y otras letras — susurrosdevida @ 6:21 pm

“El tiempo pasa para algunos. Para otros, enseña”. Buchanan´s

 

La abuela Nana

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 5:59 pm

Durante cinco años fui testigo del cuidado que un nieto debe brindar a una abuela. La abuela Nana tenía los ojos claros, el cabello blanco aunque le gustaba más cuando estaba pintadito y arreglado. Usaba faldas siempre, en recuerdo a su difunto esposo sólo usaba ropa muy clarita, rezaba todos los días y se tomaba las pastillas para la diabetes. Era una abuela súper dulce, tierna, preocupada por el matrimonio de su nieto con quien escribe y con el recuerdo siempre puesto en otros tiempos. En esos cinco años pude ver de cerca lo que significa envejecer, precisamente al lado de muchos hijos que por diferentes circunstancias de la vida veían la preocupación por su madre sin una verdadera ocupación, o me atrevería a decir: compromiso. Sin asumir el papel de sus hijos fue precisamente su nieto el que decididamente asumió las visitas a su abuela, los paseos por el centro comercial, las tertulias, las compras en el supermercado para que comiera lo que más le gustaba y no lo que le dieran. No sé por qué envejecer tiene que ser sinónimo de soledad, no me explico cómo puede haber tanta ausencia y tantos cambios drásticos en la vida de una persona que lo dio todo decididamente por su familia. Ese retorno de la gratitud no siempre se alcanza, no siempre se da y es una lástima porque cada persona es irrepetible. Hoy a un año de su muerte, lo más importante es saber que un poquito de ella nos acompaña diariamente, que precisamente es un incentivo extraordinario para aprender a hacer todos los dulces criollos que su nieto comió cuando estaba pequeño, las arepitas dulces de los consentimientos y las canciones de cuna que con su voz también dejó en los recuerdos. Nosotros, los que no aceptamos la muerte porque hemos sido codificados para la vida, todavía lloramos tu ausencia, tan solo espero que ya estés contenta en el lugar donde querías estar desde hace tiempo, junto a tu esposo. Yo estoy feliz por haber ganado a una abuela y vivirás conmigo y con los que vengan por muuuucho tiempo. Me despido no sin antes pedirte la bendición para mí y para tu nieto, que tanto la necesita.

 

No más inseguridad!!

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 5:33 pm

La muerte duele más cuando toca cerca. Cuando se lee la página del periódico y aquel nombre y apellido coinciden con los de alguien conocido. El fin de semana pasado, el uso de armas blancas y de fuego se cobraron la vida de 48 personas, durante tres noches en el área metropolitana de Caracas, y frente a esta realidad parece que sólo nos queda un recurso: rezar. Insisto en dejar por aquí estas letras en rechazo a la violencia, la impunidad y la inseguridad, porque no podemos pasar la página y dedicarnos a escoger qué espectáculo vamos a disfrutar el fin de semana, cuando se están callando tantas voces. La semana pasada, que supimos de la muerte del periodista Javier García, otra voz se terminó de esfumar sin derecho a pataleo. Parece insólito que los periodistas o todo aquel que se encargue de divulgar una determinada información en una comunidad “X”, pase a ser no sólo blanco de improperios y groserías, sino de balas y cuchilladas. Aquí, no abandonamos la esperanza en los ciudadanos y en los lectores, porque definitivamente es unidos que podemos lograr la visualización de los problemas más escondidos en nuestras calles. Es doloroso pensar que el silencio cueste tanto y a veces hasta sea el hilo de donde cuelgue la vida, porque en nada favorece al progreso. Muchos han logrado anclarse a regalías y formas de vida que poco tienen en cuenta a la existencia, a nuestra presencia en estos días, a la dignidad humana que se mata sin cuestionamientos y con bastante sustancias psicotrópicas corriendo por las venas. Parece que estuviéramos hablando a ratos de otra especie que haya surgido entre el eslabón de aquel primate que no caminaba erguido y nosotros. Parece que habláramos de una especie en pleno proceso de reproducción, pero como dice el cuento, tratando de ser el gusano de las manzanas podridas. Los que creemos en un mejor país todavía somos mayoría y ese es un motivo reconfortante para levantarse cada mañana, pero también por mejorar los estándares de calidad de la fábrica de ciudadanos que se tiene en casa, en las escuelas, liceos, institutos, empresas, cooperativas, asociaciones y cualquier otro gremio que reúna a una masa diversa de personas con capacidad de escuchar y opinar. Entendemos que no todo es color de rosa y que del dicho al hecho mucho es el trecho pero, cada día debemos hacer valer esos dedos de frente que desde siempre han simbolizado a la cuestionable inteligencia del hombre. Nombres de vidas que yacen, por otros llenos de muerte en vida, amenazan con quitarnos tranquilidad mientras pasamos nuestros días por esto que se llama existencia. Es posible un entorno mejor al que tenemos y si no pregúntenle a los actores del espectáculo “Mafiosical”, una estupenda puesta en escena donde la mayoría, o canta o perece; o baila o es denunciada. Una comedia musical que relata cómo un grupo de mafiosos se regenera por la imposición de la mayoría. Sin ser ilusos entendemos que las redes de la descomposición están bien organizadas en nuestra sociedad, que tenemos sucursales de los vicios más atroces a la vuelta de la esquina o en el primer “www” que visitemos, pero todo puede perder popularidad de la noche a la mañana, si se le sabe dar la espalda. Hoy volvemos a rechazar la violencia, la impunidad, la inseguridad y (especialmente) las muertes de niños y adolescentes. Se apaga el futuro, una especie extinta por su semejante amenaza con tomar la batuta y destrozar lo que podría ser (y a ratos es) una estupenda sinfonía.

 

13 de junio junio 17, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:47 pm

Normalmente las mujeres no practican “La Batalla” del Tamunangue, pero durante aproximadamente tres años fuimos la excepción. Ese baile de esgrima, que se hace con un garrote y que es tradición en el estado Lara es, además de una forma de vida, una muestra de devoción a San Antonio. Las mujeres siempre bailamos en falda y no puede ser de otra forma porque sería una ofensa. En bailes colectivos como éste es que uno se da cuenta de la importancia que tiene la herencia cultural, todo lo que nos describe como ciudadanos de una zona específica del país y que nos hace tan diferentes frente al mundo. Feliz día de San Antonio a ritmo de Tamunangue.