Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Sí pasa marzo 29, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 8:27 pm

Pasa que la vida a veces nos sonríe y en un instante de levedad nos compensa nuevamente con el presente. Pasa que los recuerdos rondan descarados y sin frenos por la habitación menos esperada y entonces nos damos cuenta que cada segundo es diferente al otro. Pasa que buscamos salidas apropiadas e inapropiadas para respirar tan hondo como son los suspiros y así definitivamente hasta entender la esencia de ese acto que al menos para mí no termina de ser del todo voluntario: respirar. Pasa que a ratos y raptos la paciencia logra regenerarse y el baúl de los recuerdos suma en su peso otro motivo para seguir con vida. Pasa que conoces que allá en el fondo eres de cierta manera que a veces ni alcanzas a entender porque o andas muy apurado o te tapas los oídos para no alcanzar a notar toda la complejidad. Escucho muy cerca que me nombran y no me ocupo por voltear porque precisamente es lo que buscaba: estar presente. Pasa que las mañanas pueden cambiarle el sentido a los días, así como las tardes o cualquier instante en que se procure dar un poquito más allá de la normalidad manera de ser, vivir, desayunar, almorzar, trabajar y hasta querer. Pasa que cruzo una calle muy ancha y voy por el rayado pero me detengo en el medio para definitivamente confirmar y preguntarme nuevamente: ¿este es el camino que quiero transitar? Pasa que los colores tienen matices todo el tiempo, todos los días y sólo cuando queremos realmente logramos ver al menos yo, el color turquesa que tanto me gusta en todas las tonalidades. Pasa que te consigues con tu rostro frente al espejo y te preguntas: ¿cómo llegué hasta aquí? Y en seguida sonríes para que esa parte incomprensible de la existencia no te agobie y opte por preguntarte más adelante nuevamente, pero no en ese instante en que no quieres que nada reste en tu escala exponencial a ese lugar donde el tiempo se detiene o pasa volando. Pasa que para regresar necesitas al menos dos tazas grandes de café negro y calibrar nuevamente la sintonía con lo que tiene más de mesura que de otra de esas sustancias más explosivas. Pasa que el orden de los factores no altera el día y en un vuelo relámpago te das cuenta de las excepciones que pueden traducirse en letras, instantes para el recuerdo, palabras o de nada. Porque la nada, así como los silencios en la música, son definitivamente los que también marcan el ritmo de los días. Pasa que no conjugo en pasado ni en futuro porque no sería justo con el presente que vivo… ya compré las entradas y también debo tener al menos un poco de consecuencia: el presente es lo único que tengo… o como nos dejó Montejo: solo trajimos el tiempo de estar vivos… la nada de donde todo se suspende, eso es lo nuestro.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s