Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

A ti, Dolor marzo 18, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 9:10 pm

Apareces en el lugar menos indicado y me llenas de reflexiones, además de emociones variables. Escribo contigo en este momento y me decidí a dejarte unas líneas porque he intentado sacarte por todos los medios de mí, luego de aceptar que existes. Llegas y me restringes la normalidad de los días, me atas, me llenas de lágrimas 80% de rabia y el resto en respuesta al dolor. Me tienes cansada, me tienes harta, me tienes con la esperanza pálida y al instante siguiente te enfrento y toca reconocer lo bueno y lo malo de todo esto. Sé que hay miles de padecimientos en el mundo, pero esta constancia que adquiriste conmigo me tiene hecha pedazos. Hoy no pude levantarme a tiempo para darte la pelea, sé que nos toca vivir juntos y no sé por cuenta tiempo pero la ecuación de domador y domado parece invertirse cada vez que lo pienso. Lo bueno ha sido mantener la lupa en mí, no moverme de ese centro tan mío que ya en más de una vez relegué o regalé. También ha sido muy positivo eso de exprimir mis neuronas en búsqueda de alternativas para sacarte de mí o no hacerte caso mientras sigo con mi vida. Todavía intento descifrarte, todavía nos queda un tiempo juntos y creo que tú también deberías aceptarme… soy una adolorida que necesita paz! Lo bueno también me ha permitido reunir fuerzas para acercarme a seres queridos en búsqueda de consuelo, de esa unión y atención que ya no se separará en un tiempo. En retrospectiva me has hecho bajar el ritmo de vida, me has dejado al paso acompasado de ensayo coral de primer grado entre una y otra repetición de exámenes, síntomas, tratamientos. Lo bueno es que no me tumbas con frecuencia sino cuando ya acumulo mucho de tu espesa compañía. Y escribo sobre lo bueno en actitud decidida a que no te me quedes adentro en forma de cualquier otra cosa que pueda doler, seguramente más tarde, y así perpetuarte en mí. Te hablo de lo bueno para que sepas que esa parte también existe en lo innombrable y vomitivo que te conviertes sobre todo cuando en resumen debo explicar precisamente toda una cantidad de sensaciones que me dejas. Te acepto, solo quiero que pases, que me orientes a ver qué es lo que me vienes a decir, a dejar, a expresar.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s