Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Cenizas marzo 16, 2011

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 1:29 pm

La presión atmosférica se modifica normalmente con los cambios de altura. La capacidad respiratoria de una persona mal acostumbrada a inspirar alternativamente por la nariz o por la boca, como para no perderse de nada, también tiene algo que ver con el tema de las elevaciones y sus sustentos. Así, sigo creyendo aunque no sea cierto, que algo tuvo que ver la atención prestada y sentida en este aspecto de las elevaciones, vuelos y grandes viajes, el hecho de haber nacido un miércoles de cenizas. Que complicada la reflexión de una fecha que se debate entre la alegría del carnaval, la fiesta, la alegría, los colores y luego instantáneamente el recogimiento, la conversión, los cambios de la Cuaresma. Hoy respirar se hace leve, pero sé que la presión atmosférica me varía aún sin necesidad de cambiar de altura, sé que en el mismo plano puedo tener viajes a otra galaxia, donde respiro sin alternancias únicamente por la nariz, donde el corazón advierte sigo vivo! no sólo porque camino sino porque pareciera que fuera a salirse de su lugar por tantas emociones reunidas. He tenido días de días, ciertamente he estado allí en lo último de cualquier depósito de cenizas que evidencian recuentos de tiempos muertos y ya vividos… pero también he estado flotando como ceniza lanzada al viento. Hoy, puedo decir y quiero pensar que esta es la verdadera reflexión de mi existencia, la variedad y la dualidad se mantienen apoderadas de mis días y así, puedo tomarme una copita de vino blanco entaconada o probar la sopita de pescado a la orilla de la carrtera de cualquier rincón de Miranda. No había podido retornar a este espacio porque me mantuve en proceso de digestión, todavía se añaden nuevos ingredientes a mi vida e intento describirlos, sentirlos, dedicarme unos instantes en solitario, cuando todos duermen, cuando ya no hay ruidos y los pájaros de los árboles cercanos duermen a reconocer sus texturas y también sus matices. La vida se torna a veces tan tan variada y agitada que no sé si verme detrás, girando esa rueda que hace cosas posibles o corriendo delante de ella como temiendo a ser alcanzada por la avalancha. Las metáforas me acompañan y qué bueno porque me arropan con sutilezas y sé que cada episodio de mis días es auténtico, que mi entrega es incondicional duela lo que duela, que no tengo mejor manera que las aprendidas o las por cambiar para seguir pendiendo del hilo que sostiene el segundero que no se detiene en la cuenta regresiva hacia ese día en que sea un recuerdo. No había podido regresar aqui para abrir nuevamente mi corazón porque la agonía mantuvo con su velo unas ojeras insoportables frente al espejo… Regreso, como mejor signo del camino de valientes que significa la Cuaresma, de colores porque el ritmo del carnaval ya se tatuó en las caderas, con una historia preciosa entre pensamiento y pensamiento, con las letras en espera que fluyen a la par de algunas lágrimas… qué bueno poder alcanzar la paz con los pies en la Tierra.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s