Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Busco una palabra diciembre 13, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 6:20 pm

Hay sentimientos, sensaciones y conexiones difíciles de adjetivar. Hay seres que transcurren por la misma circunstancia: he sido, fui, de pronto seré… pero qué soy? Lo sé, está en esa porción del cerebro que eriza la piel y en un segundo de abstracción desata en breves imágenes la película de brevedades compuestas y a ratos zurcidas a mano, con hilo de seda y aguja de destino. Es esa partecita que parece autónoma, crea un cúmulo de sensaciones y explosiones sin alcanzar a definirse. No todo se traduce en palabras, lo he entendido en estos meses, también existe esa parte de la vida que intentamos e intentamos calificar y siempre retorna a ser tema de conversación. Ya la mirada no es la misma frente al espejo, el cabello creció, las ojeras están en su máximo esplendor, el dolor de cuello ni hablar, la coquetería se mantiene fiel, los consentimientos se incrementan, pero cuál es la palabra? Vienen a mi mente imágenes metafóricas de una gestación, el aire cual líquido amniótico me sustenta y aguanta, lanzo patadas y a ratos también puedo sentir que navego a otro mar, para vivir nuevas aventuras. O es la piel, cambió completamente como las culebritas que descubrí le gustan a mi amiga Mari y de 2010 a 2011 será diferente… aunque no abandono por nada del mundo la potente imagen de las Monarcas y su sed de superviviencia inscrita en los genes: A volar que la especie debe seguir con vida. Lo único, las que solo viajan de México a Canadá, las que resaltan por su color naranja, las que también se extravían, esas y no otras. Transcurre uno de los minutos más emblemáticos de la naturaleza, se terminan los minutos de vida, 5, 4, 3, 2, 1…0. Murió la Monarca y en su recorrido regó a la nueva generación en la zona de gestación que nacerá y volará de regreso a todas partes. A lo invisble, hasta para nombrarlo tenemos que disfrazarlo, por eso me cuesta nombrar esto que aparece ante mí nuevamente sin máscaras. Y por qué buscar una palabra? Ya tengo la respuesta, estaba allí, está diariamente allí y a pesar de no poder pronunciarla, escucharla ni escribirla diariamente muta y esa es su mejor esencia. “Sólo cambia quién permanece fiel a sí mismo”, está inscrito en un marcalibros que compré hace más de 10 años y ahora entiendo el mensaje. Qué terquedad con esa idea de insistir en creer que son las nubes las que se mueven cuando aquí todo está en expansión.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s