Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Las Pelusas y El Bueno octubre 28, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:37 am

La precisión tiene sus vértices tan definidos que a veces su presencia abruma. Como siempre me pasa y espero mejorar: llega la avalancha, me cubre por completo, trato de alzar la cabeza, no puedo, no puedo, lo intento, no lo logro, lo vuelvo a intentar a veces con la certeza de que habita alguien dentro de mí con más fuerza para hacerlo, lo intento, logro ver la luz, un atajo, intento ir por allí, alzo la cabeza nuevamente, aunque ya al mirarme al espejo no sea la misma persona. En ese trance se me van los días, meses, años que tengan que invertirse, no se van en definitiva porque son mis días, me suceden, el intento es diverso cada día, con matices claramente diferenciados. Cuando logro salir de la avalancha la veo con respeto, ya no la insulto, ni le digo todo eso oscuro que se desata en mí y en retrospectiva me hiere. Luego de ser blanco de mis maneras, ni peores ni mejores sino mis maneras, logro analizar el asunto, veo lo bueno, lo malo, hago un balance, noto mi circunstancia y como si dibujara un accesorio más a un muñeco imaginario por cada cosa nueva que se suma o se resta a mi vida, logro ponerle un montón de ropa a ese muñequito y a la fecha está que no aguanta un accesorio más. Debería decir muñeca?? Ni idea, creo que crecí con juguetes menos plásticos y la sensación de escribir muñeco me ofrece una diversidad de materiales más versátiles. Lo cierto es que recientemente conocí a dos huéspedes que me habitan, precisamente por los dones de la precisión. La genética deja huellas evidentes y otras que se conocen sólo con exámenes especializados y ponen siempre a la vida a enfrentarse con la paz, para ver si juntas logran caminar juntas al menos un trecho que permita dormir y hasta soñar. Se me han congelado los sueños nocturnos y están súper activos los sueños diurnos en los que ni pego las pestañas pero no sé si salgo o sigo en el trance de la avalancha de novedades y como también estoy en proceso de construir la coraza que me ayude a ser menos vulnerable, entonces por lo pronto decidí ponerles nombres propios a mis nuevos huéspedes, que hoy son así y mañana no sabemos, pero con mi vigilancia de pronto se mantengan en lo que son o decidan cambiar más mis días. Tienen vida propia, eso lo sé, su nacimiento estaba escrito desde mis días de gestación y esa sóla circunstancia me parece que tiene un poder tan emblemático que lo menos que puedo hacer es darles un nombre. Nos conocimos visiblemente desde hace meses, pero sólo la semana pasada nos dimos la mano, nos dijimos los nombres y apellidos, nos sentimos parte del mismo cuerpo y así empezamos a convivir. No fue ni ha sido fácil, pero quién dijo que lo era o lo iba a ser?? Nada menos alejado de la realidad… La convivencia tiene sus pesadillas y sus maravillas, lo que todavía no sé cómo conjugar en el cuerpo es el vaivén del tránsito de una sensación a la otra, porque soy lenta en expulsar la toxicidad por saturación o hipo-presencia. Las Peluzas habitan en mi ojo izquierdo y las veo hasta con los párpados cerrados. Son la parte de mi ser que comenzó a envejecer prematuramente, por esta razón he tenido días de salas de espera llenas de abuelitos y abuelitas con iguales o peores condiciones. Ha sido interesante esto de sentirse en un trastiempo que lleva a conocer lugares con antelación al calendario, lo que me hizo pensar en lo más joven, niña, adolescente, adulta que hay en mí. He conseguido cada cosa que realmente ha sido necesario tener a la mano el teléfono de los buenos amigos para pasar los tragos de reconocimiento con una buena conversa… Todas las edades me habitan y esta condición me ha permitido comprender incluso otras circunstancias cercanas y ajenas…pero sobre todo la mía ajjaajajajaj que casi me trae vuelta loca pero…ese es el rollo de verbalizar los significados, el agotamiento es peor que correr 10K todos los días. Las Pelusas por lo pronto son 5 punticos negros que noto por envejecimiento del cristalino y El Bueno habita en mi ojo derecho. Le puse ese nombre primero para que no olvide su esencia de quiste benigno y en segundo lugar para que entienda que lo acepto viviendo allí porque siempre he preferido lo que se ve a lo que se esconde, lo que se dice a lo que se oculta, además… soy de las que corre con las consecuencias de lo dicho, visto, hecho, sin muchos rodeos. El Bueno se llama así porque lo que soy se compone de lo mejor y peor que dejó y deja mi biología y de lo mucho o poco que esté enlazado mi ADN a la aceptación. Ahora sí abuela y mamá, podemos abrazarnos no sólo en el compartir del segundo nombre, en el humorcito del segundo apellido, en la capacidad de soñar, en las ideas preciosas y otro largo etcétera. Ahora hay más, siempre ha estado allí pero ahora con el correspondiente bautizo y con nombre propio, sentémonos a mirarnos a los ojos, contarnos historias, tejer encuentros, para comprender que podemos incluso llegar a desarrollar estrategias para mirar lo invisible, no perder tiempo en mirar lo que ya sabemos cómo es, inscribirnos en un curso de lectura rápida para reducir la lista de títulos por disfrutar, observar con otros sentidos y explorarnos en esas virtudes que enaltecen la vida. Después de una semana se me quitó la sensación de no sólo tener la pupila dilatada, sino la existencia desenfocada, pasa cada tanto, le pasa a cualquiera, yo lo digo, no quiero conseguir el foco sino cuando sea necesario… no para todo, qué aburrido!! Necesito también de esa penumbra y de la idea de imperfección que me recuerdan las Pelusas y El Bueno.

Anuncios
 

2 Responses to “Las Pelusas y El Bueno”

  1. El blog muy blog, pero a esto le falta la manito con el pulgar arriba del Facebook. Me encanta la poesía en prosa de este blog, simplemente me encanta.

    • susurrosdevida Says:

      Wow amiga qué honor que te encanten mis desvaríos. Así se manifiesta todo o parte de lo que tengo por dentro, y necesariamente debe salir. Ya sabes lo que opino del Facebook, se me parece cada vez más a una playa pública de esas que detesto desde pequeña… lo mío es más exclusivo y no por eso sectario ajajajajaa. Puedes regalar la dirección de mi blog desde tu Facebook ajajaja, te parece?? Besitos y mil gracias por tus comentarios porque sé que no eres cualquier lectora… eres de esas que retan, así que muuuchas gracias!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s