Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Ya me puse verde… febrero 1, 2010

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:47 am

Los recursos naturales que tenemos hoy tienen los días contados. Sin ser pesimistas, trágicos y mucho menos alarmistas el cambio climático está dejando su huella cada vez con mayores evidencias, y los ciudadanos estamos llamados a participar en la búsqueda de soluciones. El mutismo que se ha instalado frente a estos temas, en parte se debe a las posibles dificultades que los ciudadanos deben enfrentar día a día; pero algunas cifras concretas seguramente nos motivarán a sumar entre las prioridades a la relación con el ambiente.

Por ejemplo, es importante reconocer que los investigadores de Biología le calculan al planeta Tierra al menos 10 millones de años de existencia en condiciones estables. De manera que está en manos del hombre aprovechar todo ese tiempo, con los mejores estándares de calidad de vida.

Algunas investigaciones ya ponen en evidencia los cambios antes mencionados. En la publicación que lleva por título: “Estudio del impacto del cambio climático sobre la agricultura y la seguridad alimentaria en la República Bolivariana de Venezuela”, realizado por la Ingeniera María Teresa Martelo, se ofrecen detalles interesantes sobre el tema.

Según el resumen difundido en el portal www.desarrollosustentable.com queda claro que el clima presenta una variabilidad natural que es la causa principal del riesgo climático para las actividades socioeconómicas, y puede ser alterada por influencia antrópica. El cambio climático puede ser entendido como un incremento de la variabilidad natural del clima, así que los riesgos serán cada vez mayores, afectando a sistemas físicos (rendimiento de cultivos, caudales de ríos, recarga de acuíferos) y a todo tipo de actividades (organización de labores agrícolas; manejo de embalses; prestación de servicios como hidroelectricidad, seguros agrícolas, y comercialización).

La agricultura de sequía es una de las actividades más riesgosas respecto al clima, que afecta tanto los seres vivos como la oportunidad de realizar labores; la agricultura regada depende de los embalses y pozos, cuya capacidad puede ser también alterada por el cambio climático. Los eventos hidrometeorológicos extremos son responsables del 87% de muertes y el 98% de viviendas destruidas. Pero incluso la variabilidad “normal” del clima genera un alto riesgo; lluvias excesivas o deficitarias que no son en modo alguno eventos extremos, inducen una baja productividad generalizada.

La erraticidad de la precipitación (que origina tanto “veranitos” como días lluviosos que afectan las labores), y las altas temperaturas (que disminuyen la productividad animal), provocan pérdidas relativamente pequeñas pero repetidas todos los años en algún lugar del país, y terminan generando pérdidas económicas graves en el sector agrícola.

El cambio es inminente, y sólo los mejores preparados para enfrentarlo podrán percibir la calidad de vida que se busca. Lo más relevante de todo es que no se trata de una porción de tierra que está en riesgo, sino la seguridad del Planeta.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s