Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Un consentimiento junio 29, 2009

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 7:44 pm

chef-niñaConsentir es una de esas palabras que nunca quisiera que pasara de moda, siempre y cuando se conjugue para todos… para los que se consienten, consienten a otros, los consentidos y así dicho para adelante y para atrás hasta que ninguno se quede por fuera. El hecho es consentir, ahora si no se entienden los consentimientos… ese es otro detalle que se tendría que mirar en el camino de las expectativas de consentimientos de cada quien… creo que después de todo no hay cómo consentir y dar en el blanco, aunque a veces por ejemplo ese consentimiento se solape con nombres coloquiales: desayuno, almuerzo, merienda o cena.

Lo ideal como para marcar la diferencia es anunciar el consentimiento sin llamarlo por su nombre… porque lo peor ciertamente es explicar un consentimiento. ¡Terrible! Eso de consentir es como la fase final de una proyección que hacemos a una idea que tiende a agradar a alguien (incluidos nosotros), o dicho en palabras menos rebuscadas: es un regalo.

Comparto con ustedes un regalo que conseguí y adapté en la búsqueda de amuletos para vencer la rutina, para hacerla más llevadera, para diferenciar una fecha de esas comunes y marcar un recuerdo, sellar a la memoria, justo en el día que nos proponemos consentir y lo logramos porque sonríen. ¡Ja! Justo allí sabemos que lo hemos logrado, que el invento funcionó y también el consentimiento. Entre las muchas formas de consentir que he visto desde pequeña (¿será que eso se hereda?) y ahora he puesto en práctica, está el arte de consentir con los sabores, olores y texturas de la cocina. Les dejo no una receta cualquiera, sino la receta de un consentimiento:

Crêpes de ajoporro con champiñones

(Ración para 4)

 1 Taza de leche

½ Taza de harina de trigo

150 gramos de mantequilla

1 lata de crema de leche

1 huevo

Azúcar

Sal

Ajoporro

Champiñones

Pimienta

Para hacer las crêpes derrites la mantequilla y luego la mezclas con la harina, la leche, el huevo, la pizca de sal y al menos dos cucharadas de azúcar. Se mezclan bien los ingredientes en un recipiente que luego va a la nevera por 5 minutos. Mientras tanto se corta el ajoporro y los champiñones en pedacitos, se le agrega la pimienta y se sazona al gusto. Se sofríe todo en aceite de oliva y antes de retirar del calor se le agrega la crema de leche. Para hacer las crêpes se vierte parte de la mezcla en el centro del sartén y poco a poco se esparce hacia los bordes, hasta que queda una capa muy delgada de la mezcla. Se voltea con cuidado, se espera unos minutos para que se dore y se pasa a un plato. Luego, se sirve el suculento relleno sobre el centro de la crêpe y se doblan los extremos hacia el centro, como si quedara arropado el relleno.

 ¡Listo! Luego me cuentan si esa mezcla del dulce con la sazón no es un buen consentimiento.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s