Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Paterno abril 27, 2008

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 11:54 pm

Hoy me di cuenta, que el año en que murió mi abuelo paterno coincidió con el momento en que le gané la carrera a un montón de espermatozoides para conquistar el corazón de mis padres. Si bien se existe antes de nacer, como realmente creo, entonces puedo confirmar con este hecho, que tengo un par de valientes en casa, porque a dos meses de aquel momento trágico que también significó no conocerlo sino por cuentos, fue que comencé a ser alguien. Valientes porque yo realmente no funciono con las pérdidas, me dejan fuera de lugar y hasta de órbita. Ya sabía que este par que me ha dado el ejemplo era de esa estirpe que apuesta a la vida pero hoy, cuando fui al cementerio y les llevé flores a mis abuelos fue que me di cuenta de este detalle. Por poquito nos conocemos y si bien no tuvimos esa oportunidad, siento un cariño inmenso. Ya he escrito sobre aquella vez que estaba en una cola y todos los caminos me iban desviando hasta el cementerio, un 26 de abril de hace dos años, jueves entonces. Hoy pasó algo parecido, desde la mañana programé el día y dije, es abril, creo que estamos en la fecha, porque no suelo ser muy retentiva con los números… pero sí, en efecto el día después del que hubiese sido o mejor dicho, siempre será recordado como un mal día. Frente a esa lápida que tanto frecuento en busca de un abrazo que me entienda y me consienta como antes, que por lo menos me reconforte a seguir, no sé, que me deje la sensación de habernos hecho cariño, justo en ese momento agradecí por mis días y también pedí fuerzas para los que vienen. Es insólito pero los abuelos hacen falta y si bien pienso que los llevo a diario conmigo porque pasaron a ser mis ángeles de la guarda… siempre hay momento para extrañar, sobre todo cuando uno necesita que le pasen la mano así suavecito por la cabeza como quien dice: ya pasará! Ya pasará! Pensé también en que no estoy preparada para perder a ninguno de los seres que amo, quiero o estimo. No estoy en lo más mínimo preparada para la muerte e incluso, ella y yo sabemos que somos como agua y aceite, a pesar de que algún día nos encontraremos, por mí o por terceros. Pensé en que debo reunir el valor y el dinero para comprar un terreno, si bien es cierto que hasta la muerte es un negocio, al menos a mí me hacen falta las visitas. Porque además soy de las que voy, me siento, les cuento y de alguna manera les pido que me envíen señales para comprender el camino a seguir. Ojalá no pierda nunca el valor para ir a “verlos”.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s