Susurros de vida

EL INSTANTE, EL SEGUNDO Y LA BREVEDAD QUE NOS RECUERDAN QUE LA VIDA ES UN LINDO REGALO

Martes especial septiembre 20, 2007

Filed under: Sin categoría — susurrosdevida @ 10:41 am

besos.jpgEl ejercicio profesional tiene esa virtud de llenar los días de buenas experiencias, a veces planificadas y otras no tanto. Las que escapan a lo esperado y rompen el molde de la normalidad son de las mejores. Esta vez no sabía que en el lugar de la entrevista con una psicóloga, sobre un tema aparentemente complicado como lo es la sexualidad en personas con dificultades en el desarrollo, me iba a conseguir a un grupo de seres que yo ignoraba. Por haber sido en una casa, sin nombre de institución o fundación, de pronto no me preparé para ese encuentro. Todos son adultos, a pesar de sus caras de niños. Lo interesante de la educación que allí reciben es que puedes mantener con ellos una conversación de adultos. Ellos saben cuál es su condición y así exigen que sean respetados. Conversar con ellos fue una grata experiencia para el artículo que actualmente escribo, después de escuchar sus cuentos queda claro que no hay dos formas de enamorarse ni de vivir la sexualidad, al tratarse de personas con alguna discapacidad mental y las que nacimos sin discapacidad. Éste entre otros temas que tampoco ignoran, porque eso es lo menos que debe pensarse de ellos, por el contrario también saben cuándo los miran feo o con lástima, cuándo la gente comete el error de tratarlos como niños y los consideran “enfermos”. Luis imagina la cara de Rosa, a causa de su discapacidad visual, pero eso no impide que se quieran mucho. El lenguaje de las señas ayuda a Carol y a Ramón, quienes se escuchan de otra manera. Por lo general se enamoran de personas de su comunidad, aunque hay quienes han vencido estas barreras y logran conquistar a cualquiera. Así es Armando, quien a causa de su discapacidad motora no se desanima a vivir con Lucy, su pareja de toda la vida y quien la ha acompañado luego de su accidente. Por lo que vi, su salud está en buen estado, tanto que asisten a clases de natación entre semana, cocinan galletas para venderlas en Navidad, han ido acompañados a bailar en discotecas, les encanta la playa, se toman una que otra cerveza en compañía de sus familiares y aprenden cada día la forma más expresa de hacer entender a “los otros”, que ellos no son anormales. Ahora El Cafetal también tiene el aire de estas vidas que parecen escondidas y precisamente se preparan para seguir exigiendo respeto. (En la foto: una pareja de enamorados de la institución Fundacodice)

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s